Los precios de la gasolina subieron este domingo al nivel más alto desde 2008, mientras los temores sobre el suministro de petróleo crudo derivados de la invasión de Rusia a Ucrania aumentan el impacto en los consumidores en el surtidor.

El promedio nacional de un galón de gasolina llegó a $ 4.009 el domingo, según AAA, que es el más alto desde julio de 2008, no ajustado por inflación. Los precios han estado subiendo a un ritmo rápido. Los consumidores están pagando 40 centavos más que hace una semana y 57 centavos más que hace un mes.

En algunos lugares, los consumidores están pagando mucho más. El promedio de California ahora es de $5.288 por galón.

Algunos dijeron no les importaba salirse de sus rutas para ahorrarse unos centavos al pagar por el combustible.

El salto en los precios sigue a un aumento en el precio del petróleo en medio de la invasión de Rusia a Ucrania. El costo subyacente del petróleo representa más de 50% del costo de la gasolina que los consumidores ponen en sus automóviles, y el petróleo de EEUU se cotiza a niveles no vistos desde 2008.

Rusia es un productor y exportador clave de petróleo y gas. Si bien las sanciones de los aliados occidentales hasta ahora han dejado espacio para que continúe el comercio de energía de Rusia, el mercado se auto sanciona; en otras palabras, los compradores están evitando los productos rusos.

Según estimaciones de JPMorgan, 66% del petróleo ruso lucha por encontrar compradores. Esto está creando temores de suministro en lo que ya era un mercado ajustado antes de la invasión de Rusia.

Andy Lipow, presidente de Lipow Oil Associates, dijo que la próxima parada para el promedio nacional es $4.50 por galón a medida que las interrupciones del suministro se extienden por todo el complejo energético.

“Los compradores de petróleo están reduciendo sus compras de productos refinados de Rusia, lo que provoca el cierre de las refinerías rusas”, dijo. “Los trabajadores portuarios se niegan a descargar los buques que transportan petróleo y gas. Las tarifas de los seguros se están disparando, lo que hace que los armadores cancelen las reservas de carga de los barcos en Rusia y esto también está afectando la capacidad de Kazajstán para vender su petróleo”.

El salto en el precio de la gasolina está contribuyendo a los temores inflacionarios en toda la economía. El gobierno de Biden ha dicho durante meses que está trabajando para reducir los precios en las gasolineras y, en otoño, recurrió a la Reserva Estratégica de Petróleo. Con los precios subiendo bruscamente desde entonces, algunos están pidiendo al gobierno que suspenda el impuesto federal a la gasolina.