E104 Giro de Italia ha echado a rodar en Turín. La primera gran vuelta llega con ocho llegadas en alto (Zoncolan incluido) y dos contrarreloj. Una corsa rosa que, como mandan estos tiempos, volverá a verse sometida a estrictos protocolos sanitarios por el Covid 19. Testeos continuos con PCR y la burbuja sanitaria, en teoría, deben volver a funcionar para llevar a la carrera a Milán sin problemas. Desde luego, con aglomeraciones de público como la que se vio en la salida de la Piazza Castello todo va a ser más complicado.

La primera contrarreloj habló en italiano. El rosa se combina con el arco iris en la figura de Fillippo Ganna. El italiano de Ineos ha cumplido los pronósticos a imponiéndo su ley contra el crono y destrozó a todos sus rivales en el trazado urbano de Turín. El campeón del mundo voló a una media de 58’7 Km\h firmando un tiempo estratosférico de 8:47, diez segundos menos que Affini que fue el primero en bajar de 9:00.

Pippo Ganna vuelve a mostrarse como el gran especialista del mundo en contrarreloj y logra su tercer triunfo de la temporada contra el reloj tras sus victorias en el UAE Tour y en la Etoile de Besseges. Pinarello preparó una bici de contrarreloj especial para Ganna que se le sacó el juego apurando las curvas en el trazado turinés y, con su 1,93 de altura, manteniéndose perfectamente adherido a la montura para no regalar nada. Una obra maestra en 8,6 kilómetros.

Paso al frente de Evenepoel

En cuanto a los favoritos para la general pocas conclusiones. Joao Almeida y Remco Evenepoel fueron los grandes beneficiados. El portugués no esperó a nadie en Turín y se presenta con un tiempo de 9:04, pero destacó Remco Evenepoel. Tras 10 meses recuperándose de su escalofriante lesión, el belga dejó claro que está bien. Queda mucho Giro, pero si mantiene la forma es uno de los grandes favoritos para levantar el trofeo Senza Fine el próximo 30 de mayo en Milán.

Más tras las palabras del patrón del Deceuninck-QuickStep, Patrick Lefevere, que ha confirmado que Almeida no seguirá la próxima temporada por las formas de su agente. Vlasov, jefe de filas del Astana, también se apretó sobre la cabra y finalizó con un gran tiempo de 9:11. Fue el mejor de los escaladores que por ejemplo le sacó 24 segundos a un Mikel Landa al que se le siguen atragantando las cronos inaugurales. Bernal y Yates se quedaron a un segundo en su primer asalto.

Por parte española el mejor fue, cómo no, Jonathan Castroviejo (9:14), lo que le permitió acabar en el top15. Ya en torno a los nueve minutos y medio aparecen Pello Bilbao (9:25), Gorka Izagirre (9:27) y Marc Soler (9:29). Landa, como hemos comentado, se situaba a cola de los favoritos. Al Landismo le toca volver remar desde el principio,