La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) podría aprobar completamente la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech el próximo lunes 23 de agosto, según reporta The New York Times. La compañía farmacéutica solicitó la aprobación completa el pasado 7 de mayo. De acuerdo con un reporte anterior, la FDA iba a aprobar totalmente la vacuna de Pfizer el próximo mes, antes del ‘Labor Day’ (6 de septiembre).

Personas familiarizadas con la planificación de la aprobación, quienes no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre ella, dijeron  que la aprobación podría retrasarse después del si algunos componentes de la revisión necesitan más tiempo. Los reguladores aún se encuentran trabajando en una cantidad sustancial de papeleo y negociaciones con la empresa.

La aprobación llegaría en un momento necesario, ya que los contagios por coronavirus han aumentado considerablemente a medida que la variante Delta se propaga rápidamente por el país. De acuerdo con la última actualización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Delta es responsable de más del 98% del total de los nuevos casos de coronavirus

Gobierno de Estados Unidos da luz verde para que se aplique dosis de refuerzo

El pasado 12 de agosto, la FDA enmendó las autorizaciones de uso de emergencia para las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna para permitir el uso de una dosis adicional en ciertos individuos inmunodeprimidos o quienes tienen un sistema inmunitario debilitado.

Los CDC recomiendan esta dosis extra para las personas con inmunodepresión moderada o grave. Esto incluye a las personas que:

  • Han estado recibiendo tratamiento activo contra el cáncer para tumores o cánceres de la sangre.
  • Recibieron un trasplante de órgano y están tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico.
  • Recibieron un trasplante de células madre en los últimos 2 años o está tomando medicamentos para inhibir el sistema inmunológico
  • Tienen inmunodeficiencia primaria moderada o grave (como el síndrome de DiGeorge, el síndrome de Wiskott-Aldrich)
  • Tienen una infección por VIH avanzada o no tratada
  • Se encuentran en tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas u otros medicamentos que pueden inhibir su respuesta inmunitaria.

Posteriormente, el 18 de agosto, los CDC y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) compartieron un comunicado conjunto en el que recomiendan una dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer y Moderna para el resto de la población.

Según el comunicado, las autoridades de salud del país están preparadas para “ofrecer vacunas de refuerzo para todos los estadounidenses mayores de 188 años a partir de la semana del 20 de septiembre”. Las tercera dosis debe aplicarse 8 meses después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna.