Rodger Clyne es uno de las docenas de propietarios de viviendas en Treasure Coast que dicen que están atrapados en obras de construcción en su patio trasero después de pagar decenas de miles de dólares por piscinas que nunca se terminaron.

Un oasis náutico en el patio trasero es lo que este padre de Port St. Lucie pensó que su familia obtendría cuando él y su esposa contrataron a Pro Pools, una empresa con sede en el condado de Martin. Pero en cambio, Clyne se queda con esto: tuberías expuestas, una gran pila de tierra y un recordatorio constante de un trato que salió terriblemente mal.

Los registros de la familia muestran que han pagado $44,000 del precio total de $68,000 desde que firmaron el contrato en octubre pasado.

Los equipos comenzaron a excavar en marzo de este año y, de acuerdo con este plano, a Clyne se le prometió una piscina nueva de 14 x 30 pies con configuración de spa dentro de un período de construcción de 12 semanas. Ahora, meses después, esa misma empresa contratista está siendo investigada por la Oficina del Sheriff del Condado de Martin.

“Hasta ahora hemos perdido $44,203.25 y llamamos al banco y no hay nada que puedan hacer para ayudarnos”, dijo Joann Clyne. “Todos debemos unirnos y presentar una demanda colectiva contra ellos. Estamos más que devastados y no sabemos qué hacer a continuación”.

La oficina del alguacil del condado de Martin también dijo: “Si usted es una víctima en este caso, lo alentamos a que venga a la oficina del alguacil para completar un informe, sin embargo, solo podemos tomar un informe si la piscina o la construcción de la piscina fue en el condado de Martín. Si se encuentra en un condado vecino, debe informar su caso a la agencia del orden público de esa jurisdicción. El informe debe tomarse en la jurisdicción donde se encuentra o se suponía que se llevaría a cabo la construcción”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER