Los Atlanta Falcons están “abiertos a moverse” desde el turno N° 4 de la primera ronda del Draft 2021 de la NFL, a celebrarse a finales de este mes, después de que las tres primeras selecciones en el orden parecen estar fija.

Se espera que quarterbacks sean elegidos con los primeros tres turnos de la primera ronda.

Se espera ampliamente que el quarterback de ClemsonTrevor Lawrence, sea tomado primero global por los Jacksonville Jaguars, mientras que los New York Jets señalaron que seleccionarán a un quarterback segundo global cuando enviaron en canje Sam Darnold a los Carolina Panthers. Los San Francisco 49ers, mientras tanto, ascendieron en el orden de selecciones, desde puesto N° 12 al N° 3 mediante un canje, y han sugerido que lo hicieron con la intención de elegir a un quarterback.

El gerente general de los FalconsTerry Fontenot, dijo en febrero creer que el cuarto puesto global es “una gran posición para estar”.

“Hay tantos escenarios diferentes”, explicó Fontenot en una conferencia de prensa, en aquel momento. “Va a haber unos jugadores realmente buenos allí en el N° 4. Podemos movernos hacia arriba, y podemos movernos hacia abajo y adquirir más selecciones.

“Simplemente, hay muchos escenarios por recorrer”.

De vuelta en febrero, Fontenot expresó que los Falcons siempre tienen conversaciones con los equipos, pero sin importar lo que haga, habrá “buen valor”.

Uno de esos escenarios puede ser un quarterback, de entre quienes queden disponibles después de las primeras tres selecciones. Los Falcons también podrían mirar a un jugador ofensivo como Kyle Pitts de Florida, o al mejor liniero ofensivo en el Draft 2021, en Penei Sewell de Oregon. Menos probable sería saturar al grupo de receptores abiertos con alguien como Ja’Marr Chase de LSU Jaylen Waddle o DeVonta Smith de Alabama.

Se espera que hasta cinco quarterbacks sean seleccionados en la primera ronda de este año: Lawrence, Zach Wilson de BYU, Mac Jones de AlabamaTrey Lance de North Dakota State y Justin Fields de Ohio State.

Los Falcons no tienen una necesidad inmediata en la posición de quarterback con Matt Ryan en los controles, aunque tendrá 36 años de edad cuando arranque la temporada del 2021. Una decisión que ya tomó Atlanta fue reestructurar el contrato de Ryan, convirtiendo 21 millones de dólares de su salario base de este año en un bono por firmar repartido a lo largo de las siguientes tres campañas, elevando su impacto contra el tope salarial del 2022 hasta 48,662,500 dólares.

Por supuesto, esta época del año es cuando prácticamente todos los equipos de la liga escuchan ofertas de canje –algunas serias. otras no tanto– mientras los equipos intentan establecer el mejor escenario posible para sus respectivas franquicias.

“No es algo en lo que deseamos estar con mucha frecuencia con este equipo”, admitió Fontenot, respecto a elegir en la parte alta de la primera ronda. “Pero vamos a aprovecharlo y estar abiertos a todas las posibilidades”.