Hemos leído todo tipo de noticias relacionadas con los drones, desde escopetas gigantes para frenar a estos vehículos aéreos por estar realizando usos inadecuados, armas mortales para derribar drones o dispositivos que están entrenados para rescatar a personas mediante los gritos de auxilio, entre otras muchas. Parece ser que el mundo de los drones no para de crecer y que se ha visto todo lo posible, sin embargo, no es así.

En la exposición Militar de Beijing (China) que se celebró el pasado mes de junio, los protagonistas no fueron ni los tanques, ni los misiles, sino un dron submarino prácticamente realista como si fuese un pez arowana. El dispositivo estaba nadando en un gran tanque de agua y llegaba a confundir a la gente porque su apariencia y sus movimientos eran los de un pez real, sin embargo, el shock estuvo presente debido a que se trataba de un robot.

El dron está desarrollado por la empresa china Boya Gongdao con el fin de crear un dispositivo que se pareciese a un pez a través de la apariencia y movimientos. Además, cuenta con una gran cantidad de sensores y tecnología de control de visión global con una duración de la batería de hasta ocho horas.

La creación de este pez robótico sirve fundamentalmente para ayudar en la investigación científica, educación e investigación de biología marina, a pesar de que puede estar considerado para realizar acciones relacionadas con el espionaje y vigilancia militar en un futuro (nadie se daría cuenta de que es un robot debido a su aspecto realista).

Por otro lado, el uso de la Inteligencia Artificial ha estado presente en el desarrollo de este dron para tener en cuenta el interés de China en las soluciones del ámbito militar. Tendremos que esperar un par de meses para ver los resultados de este dispositivo, esperemos que los pescadores no lo confundan con un pez real.