Atención, residentes de Florida: El Centro de Quejas de Delitos en Internet (IC3) del FBI está recopilando datos sobre los llamados impostores de soporte técnico, lo que indica una ola de víctimas de la tercera edad en Florida.

El IC3 Elder Fraud Report clasifica a Florida en el segundo lugar en la nación en estafas de impostores tecnológicos con 9,645 personas de 60 años o más que son víctimas de fraude.

Según el FBI, los delincuentes pueden hacerse pasar por un representante de seguridad, atención al cliente o soporte técnico que ofrece resolver problemas falsos como un correo electrónico o una cuenta bancaria comprometidos, un virus en una computadora o la renovación de una licencia de software.

Los contactos provendrán de una llamada telefónica no solicitada, publicidad en motores de búsqueda, un mensaje emergente o un dispositivo de pantalla bloqueada.

En última instancia, el dispositivo de la víctima muestra una pantalla bloqueada congelada con un número de teléfono que lo lleva a una compañía de soporte técnico falsa.

El objetivo final siempre es obtener su dinero, según Ron Long, Jefe de Servicios para Clientes Mayores de Wells Fargo.

“El teléfono e Internet son (a) medios para que al menos muerdan el anzuelo”, dijo Long.

En un caso reciente, un cliente de Wells Fargo perdió $20,000 de su propio dinero después de que impostores de reparaciones tecnológicas lo transfirieran de sus ahorros a su cuenta corriente.

Es un juego de manos bancario.

“Lo que hacen es tomar su propio dinero de su cuenta de ahorros, mover $20,000 a su cuenta corriente y luego decir, ‘Oh, esos $20,000 son de nosotros’”.

En este caso, la víctima estaba convencida de que los impostores perderían sus trabajos porque se suponía que solo le devolverían $200 después de que se cancelara el servicio de seguridad.

El “error” de $20,000 fue lo suficientemente convincente como para que la víctima le dijera al banco que necesitaba transferir el dinero para un familiar.

“Una de las cosas que detiene muchos de estos fraudes es una mejor comunicación tanto con la familia como con su institución financiera”.

Las personas que creen que pueden ser víctimas de una estafa en línea, independientemente del monto en dólares, deben presentar una queja ante el IC3 en www.ic3.gov . Cuanto más a menudo se denuncien los fraudes y las estafas, mejor equipada estará la policía para abordar los problemas.