Estados Unidos comprará y distribuirá en los países con menos recursos 500 millones de dosis suplementarias de la vacuna Pfizer contra el covid-19, indicaron altos funcionarios de la administración estadounidense.

De esta manera, se elevará a más de 1.100 millones el número total de dosis que Washington promete donar.

Por otra parte, el presidente estadounidense Joe Biden quiere establecer un “objetivo ambicioso”, por el cual cada país, incluyendo los más pobres, “alcance el 70% de vacunaciones” en su población dentro de un año, precisaron esas fuentes, bajo anonimato.

“Es un compromiso inmenso de Estados Unidos. Por cada dosis que administramos en este país hasta ahora, estamos donando tres dosis a otros países”, dijo una funcionaria.

Las vacunas serán compradas a precio de costo y distribuidas mediante el mecanismo internacional Covax, según los responsables.

Hasta la fecha Estados Unidos ha donado unas 160 millones de dosis a más de 100 países diferentes.

Estudiantes de secundaria vacunados en Taipei, Taiwan (REUTERS/Ann Wang)Estudiantes de secundaria vacunados en Taipei, Taiwan

Según OurWorldInData43,5% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de vacuna.

Pero esa cifra, elevada por el ritmo de vacunación en los países desarrollados, esconde inmensas desigualdades y hay países con menos recursos donde solo un 2% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

“Esta cumbre tiene como ambición decretar el inicio del fin de la pandemia”, según las fuentes estadounidenses. “Eso va a requerir mucho trabajo”.

La pandemia del coronavirus ha dejado más de 4,7 millones de muertos en el mundo desde finales de diciembre de 2019, según un conteo de la AFP basado en cifras oficiales. Sin embargo, la OMS estima que el balance de la pandemia puede ser dos o tres veces más alto.