Tres meses después de que el presidente Biden solicitara una revisión más profunda sobre el origen del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI, por sus siglas en inglés) publicó un resumen de la evaluación de la Comunidad de Inteligencia (IC) sobre el tema.

En el reporte, la IC señala que el SARS-CoV-2 probablemente emergió e infectó a los humanos a través de una exposición inicial a pequeña escala que ocurrió a más tardar en noviembre de 2019 con el primer grupo conocido de casos de COVID-19 que surgieron en Wuhan, China en diciembre de 2019.

Aunque las agencias que conforman la IC estuvieron divididas en algunos puntos, determinaron que el virus no se desarrolló como arma biológica. Entonces, ¿cuál es el origen del SARS-CoV-2?

¿Cuáles son las hipótesis sobre el origen del COVID-19?

De acuerdo con el reporte compartido por la ODNI, después de examinar todos los informes de inteligencia disponibles y otra información, la IC permanece dividida sobre el origen más probable de COVID-19. No obstante, todas las agencias evalúan dos posibles hipótesis: exposición natural a un animal infectado y un incidente relacionado con el laboratorio.

Sin embargo, la IC juzga que no podrán proporcionar una explicación más definitiva sobre el origen del COVID-19 a menos que la nueva información les permita determinar la causa, ya que tanto la IC, como la comunidad científica mundial, carecen de muestras clínicas o de una comprensión completa de los datos epidemiológicos de los primeros casos de COVID-19.

La IC considera necesaria la cooperación de la República Popular de China para llegar a una evaluación concluyente de los orígenes del COVID-19. Sin embargo, China “continúa obstaculizando la investigación global, se resiste a compartir información y culpa a otros países, incluido Estados Unidos”, señala el reporte.

Biden señala que “no descansará” hasta obtener respuestas

Tras publicación del reporte de la ODNI, el presidente Biden señaló que los funcionarios del gobierno en China “han trabajado para evitar” que los investigadores internacionales y miembros de la comunidad de salud pública mundial accedan a información crítica sobre los orígenes de esta pandemia.

El mundo merece respuestas y no descansaré hasta que las obtengamos. Las naciones responsables no eluden este tipo de responsabilidades con el resto del mundo […] Debemos tener una contabilidad completa y transparente de esta tragedia global. Nada menos es aceptable