Estados Unidos condenó  los nuevos poderes de veto propuestos por China sobre la elección de los legisladores de Hong Kong, calificándolos como un “ataque directo” a la autonomía de la ciudad, y exigió al régimen de Beijing revertir la decisión.

Las medidas propuestas “son un ataque directo a la autonomía de Hong Kong, a las libertades de Hong Kong y a los procesos democráticos”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en una conferencia de prensa.

El funcionario aseguró que la medida violaba la Ley Básica de Hong Kong, que entró en vigor en 1997 cuando el Reino Unido devolvió a la que era su colonia a China.

Beijing ha intensificado aún más su ofensiva para imponer su voluntad en Hong Kong durante las últimas semanas, esta vez con una reforma electoral que le permitirá excluir de las elecciones a los candidatos de la oposición que hagan campaña por un sistema democrático en el que, al menos en papel, es un territorio semiautónomo.

“Si se aplican, estas medidas socavarán drásticamente las instituciones democráticas de Hong Kong y van directamente en contra del claro reconocimiento de la Ley Básica de que las elecciones de Hong Kong deben avanzar hacia el sufragio universal”, dijo Price.

“Pedimos a la RPC (República Popular China) que respete sus obligaciones y compromisos internacionales y que actúe conforme a la Ley Básica de Hong Kong”, agregó. Y afirmó: “Estados Unidos se une al pueblo de Hong Kong (…) que no busca más que los derechos universales (…) que se merece”.

Activistas pro-democracia sostienen pancartas en apoyo a compañeros activistas arrestados fuera de la Corte de Kowloon Occidental en Hong Kong, China, el 1 de marzo de 2021 (EFE/EPA/ JEROME FAVRE)Activistas pro-democracia sostienen pancartas en apoyo a compañeros activistas arrestados fuera de la Corte de Kowloon Occidental en Hong Kong, China, el 1 de marzo de 2021

La reacción europea

La Unión Europea (UE) también pidió este viernes a las autoridades Chinas que “reconsideren” su decisión de modificar la ley electoral de Hong Kong, que podría conllevar el aplazamiento de las elecciones legislativas previstas para septiembre.

“La UE hace un llamamiento a las autoridades en Pekín para que consideren cuidadosamente las implicaciones políticas y económicas de cualquier decisión de reformar el sistema electoral de Hong Kong, que puede menoscabar las libertades fundamentales”, dijo un portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

El portavoz criticó la posibilidad de modificar la ley electoral, porque “de llevarse a cabo, tendría consecuencias potencialmente negativas para los principios democráticos”.

La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, y otros funcionarios chinos aplauden mientras el presidente chino, Xi Jinping, llega a la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el 5 de marzo de 2021. REUTERS/Carlos García RawlinsLa jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, y otros funcionarios chinos aplauden mientras el presidente chino, Xi Jinping, llega a la sesión de apertura de la Asamblea Popular Nacional (APN) en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, China, el 5 de marzo de 2021.

Según publicó este viernes la prensa local de Hong Kong, la Asamblea Nacional Popular china planteó la modificación de la ley electoral en su sesión inaugural y deberá votar el jueves. Los cambios no podrían estar listos hasta antes de julio, cuando concluye la actual legislatura, lo que provocaría un retraso de los comicios.

Por ejemplo, el Consejo Legislativo (el Parlamento hongkonés) pasaría a tener 20 escaños más, hasta un total de 90, y esos nuevos puestos corresponderían a miembros del Comité Electoral, que no procedería a elegirlos hasta el mes de diciembre, lo que obligaría a un nuevo retraso de las legislativas, con septiembre de 2022 como posible fecha.

El portavoz del SEAE recordó hoy que la UE “está preparada para dar pasos adicionales en respuesta a cualquier próximo deterioro serio de las libertades políticas y derechos humanos en Hong Kong”.