Un ex piloto de la aerolínea estadounidense Southwest se declaró culpable de ver pornografía y exponer sus genitales a una primera oficial mientras se encontraba en servicio de sus funciones como Capitán de un vuelo con destino a Florida.

El incidente ocurrió el pasado 10 de agosto de 2020 en un trayecto que inició desde el Aeropuerto Internacional de Filadelfia con destino al Aeropuerto Internacional de Orlando. Michael Haak, de 60 años de edad y quien fue el piloto al mando de este vuelo, admitió que cometió intencionalmente un acto lascivo, indecente u obsceno.

Comenzó como una broma consensuada entre la otra piloto y yo. Nunca imaginé que se convertiría en esto”, dijo Haak durante una audiencia remota retomada por el medio estadounidense The Intelligencer. Por sus actos el ex trabajador de Southwest fue condenado por el juez federal J. Mark Coulson a un año de libertad condicional y se le ordenó pagar una multa de cinco mil dólares.

De acuerdo con las declaraciones de Haak, cuando la nave alcanzó la “altitud de crucero”, se despojó de sus prendas intencionalmente y procedió a ver videos pornográficos en una computadora portátil mientras aún estaba en la cabina.

Michael Haak fue sentenciado a un año de libertad condicional y se le ordenó pagar una multa de cinco mil dólares (Foto: REUTERS/Mike Blake)Michael Haak fue sentenciado a un año de libertad condicional y se le ordenó pagar una multa de cinco mil dólares

“Mientras el avión continuaba su vuelo, Hank se involucró aún más en una conducta inapropiada en la cabina del piloto mientras la primera oficial continuaba desempeñando sus funciones como miembro asignado de la tripulación”, se agregó en un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Durante la audiencia remota que tuvo lugar este viernes 28 de mayo, el juez federal J. Mark Coulson aseguró a Haak que sus acciones pudieron afectar en la seguridad de los pasajeros y del personal de trabajo, además de que tuvieron un “efecto traumático” en la copiloto. Cabe destacar que la primera oficial no habló durante la audiencia, pero sí presentó una declaración a la corte.

“(Haak) tenía el deber de comportarse de una manera mucho más responsable. Este no es el tipo de comportamiento aberrante que cualquiera debería aceptar”, aseguró el fiscal federal adjunto Michael Cunningham durante la audiencia. Cunningham agregó que la copiloto “tenía derecho a no ser sometida a este tipo de comportamiento, independientemente de lo que lo haya motivado o provocado”.

Según la versión del acusado, él no conocía a la mujer oficial antes del vuelo. Cabe señalar que los cargos federales que enfrenta que el ex piloto de Southwest comenzaron el pasado 2 de abril cuando Haak se presentó en un tribunal de distrito federal en Maryland.

De acuerdo con la denuncia subida por el usuario de nombre Erin Laviola subió al portal web Scribd, “Michael Haak cometió intencionalmente un acto de exposición lasciva, indecente y obscena al mostrar sus genitales en un lugar público… Los actos comenzaron, continuaron y se completaron mientras la aeronave estaba en vuelo”.

La aerolínea estadounidense realizó una declaración preparada para el medio NBC Washington, en donde se aseguró que Haak “dejó la compañía” en 2020 antes de que se tuviera información sobre el incidente, pero no se especifica si fue despedido o el acusado se fue voluntariamente.

“Recientemente se nos informó sobre el incidente y hemos cooperado con las agencias externas apropiadas mientras investigan. Soutwest Airlines se toma muy en serio todos los asuntos relacionados con la conducta en el lugar de trabajo… Nuestra cultura corporativa se basa en tratar a los demás con respeto y dignidad mutuos, y los hechos alegados en esta situación son incompatibles con el comportamiento que exigimos a nuestros empleados”, se agregó en el comunicado.