Fredy Guarín fue detenido por la policía de Colombia tras un confuso episodio de violencia familiar, en el municipio de Envigado (noroeste). El ex futbolista de Boca, en aparente estado de ebriedad, atacó a su padre y a otros familiares, quienes dieron aviso a las autoridades locales y fue aprehendido por los uniformados.

El mediocampista colombiano jugó en el Xeneize entre 2004 y 2006. Luego fue cedido a préstamo al elenco Francés Saint Ettiene. En Europa defendió las camisetas de clubes muy poderosos como el Porto de Portugal y el Inter de Italia. Su presente lo tiene defendiendo los colores de Millonarios, aunque se encontraba con una licencia por temas personales.

Las imágenes que fueron publicadas por El Tiempo de Colombia muestran a Guarín forcejeando con los efectivos policiales, que se habían acercaron al domicilio tras un llamado de alerta. El futbolista terminó detenido, no sin antes mostrar una fuerte resistencia.

Una vez en la vía pública, y ante la mirada de varios vecinos y peatones, Fredy se mostró aún más violento porque uno de ellos lo filmaba.

 El futbolista de 34 años, que tenía su ropa manchada de sangre, es colocado en una camilla y luego trasladado a la comisaría y luego a un centro de salud. También se lo puede ver a su hermano.

Sebastián Bataglia disputa la pelota con Fredy Guarín, durante una practica realizada por Boca Juniors en Tandil (FOTO NA:GUILLERMO VIANA)Sebastián Bataglia disputa la pelota con Fredy Guarín, durante una practica realizada por Boca Juniors en Tandil

El mayor general Jorge Luis Vargas, director de la Policía local, informó en conferencia de prensa: “Se tuvo una llamada por violencia intrafamiliar, cuando los policías que llegaron al lugar se encontraron con lesiones personales al interior de una vivienda, donde estaba el hijo protagonizando una riña contra sus padres. Se actuó profesionalmente y los padres pidieron asistencia para que esta persona fuera conducida”.

“Hacemos un llamado al respeto y al uso moderado y controlado de sustancias que pueden generar dependencia. Estamos pendientes legalmente frente a las acciones que se van a iniciar por parte de la familia. Estamos en contacto con la Fiscalía”, detallaron.

“Desafortunadamente allá tuvo un comportamiento no acorde y empezó a agredir tanto verbalmente como físicamente a los policías y al personal médico y enfermeras. Tocó nuevamente reducirlo a través del uso legitimo de la fuerza para que fuera atendido”, indicó el general Pablo Ruíz, comandante de la Policía del Valle de Aburrá, según indicó El Tiempo.

Guarín, de 34 años, volvió al fútbol colombiano a principios de 2021, cuando se sumó al capitalino Millonarios tras sus pasos recientes por las ligas de China y Brasil. Sin embargo, su participación se ha visto limitada por lesiones y el mediocampista no fue incluido en la convocatoria más reciente del club, que cayó por 2-1 la noche anterior ante el América de Cali.

En un comunicado público, Millonarios expresó su “apoyo” a la familia de Guarín y lamentó la conducta del jugador. “Estaremos a su lado para que reciba la ayuda profesional que lo pueda sacar de este crítico momento”, agregó el club.