Para los migrantes que ahora lleguen a la frontera de EEUU y se dirigan a ciudades específicas como Miami ahora tendrán una nueva regla que pudiera beneficiar a muchos que soliciten asilo político.

Este es el fin de una larga y difícil travesia para muchos que dicen haberla “pasado muy difícil. Con hambre, necesidad. Nosotros si no tenemos a nadie que nos ayude”, dice una migrante recién llegada a EEUU.

Pero también es este el comienzo de otro camino. Esta vez, legal y ahora, bajo una nueva política de asilo.

“El cambio más importante que tiene esta medida es que la persona no tiene que llenar la aplicación. La persona va a llegar a la frontera y le van a hacer su entrevista de miedo creíble”.

Y si aprueba esa entrevista, su caso será transferido a una unidad de asilo, donde un oficial y no un juez tomará la decisión.

“Si aprueba el caso, ahí se terminó y la persona obtiene el estatus migratorio. Pero si le niega el caso, se lo transfieren a una corte y un juez puede tomar la decisión final”.

“Todo será muy rápido. Estamos hablando de 21 a 45 días. Pero en esa rapidez  – está el peligro”.

“Apenas llegaste. Apenas estás buscando donde vivir, como acomodarte con tus familiares. Por lo tanto, se están arriesgando a que nieguen muchos más, no porque no tengan un asilo viable, sino porque no van a estar bien preparados”.

Si tanto el oficial como el juez niegan el asilo, el solicitante sería deportado inmediatamente.

De momento, la nueva regla solo aplicará para los inmigrantes que expresen su intención de vivir en ciudades que incluyen a Miami, donde existe mayor capacidad para el procesamiento de casos.

Esto significa que el migrante va a tener que prepararse mucho más. “Tal vez tendrían que optar por enviar sus documentos de prueba antes de ingresar a Estados Unidos para que estén aquí”, aconseja la abogada de emigración.

Entre los requisitos para un asilo, se mantienen el peligro de persecución, tortura o muerte por motivos de raza, religión o por su opinión política. Razones económicas no califican.

De momento, la nueva regla solo aplicará para los inmigrantes que expresen su intención de vivir en ciudades que incluyen a Miami, donde existe mayor capacidad para el procesamiento de casos.

“Por ahora van a empezar en ciertos puntos fronterizos, pero inlcuso, en esos puntos no lo van a hacer con todos los inmigrantes, sino con un grupo limitado”, explica la abogada de emigración.

Esos dos puntos están en Texas y la regla no aplica para niños no acompañados.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER