Un niño de 3 años que desapareció en el estado de Texas (EE UU) el miércoles fue encontrado vivo y sano alrededor del mediodía del sábado a ocho kilómetros de su casa, según la Oficina del Sheriff del Condado de Grimes.

La madre y la abuela de Christopher Ramírez estaban descargando su automóvil en casas  el miércoles por la tarde cuando el niño pequeño desapareció, y un vecino lo vio persiguiendo a un perro por la calle.

La Oficina del Sheriff del condado de Grimes, el FBI en Houston, los voluntarios de Texas Equusearch y otros grupos habían estado buscando a Ramírez durante cuatro días antes de que alguien que vive cerca lo encontrara en un denso bosque el sábado.

Encontramos al pequeño Christopher a unos ocho kilómetros de aquí”, dijo el sábado a la prensa el sheriff del condado de Grimes, Don Sowell.

“Estaba en buena forma, buena salud. Lo están revisando ahora. Está de camino al hospital y está bebiendo mucha agua. Su mamá está con él”.

En redes sociales el FBI celebraba que se hubiera hallado al niño sano. “¡Se ha encontrado a Christopher! ¡Está vivo y a salvo! Esta es la MEJOR noticia para todos los involucrados en la búsqueda del niño de 3 años” decía su tuit.

El vecino que se lo encontró dijo a los medios: “Lo cogí y estaba totalmente desnudo, sin zapatos, sin ropa, nada… Tres días sin comida ni agua. Lo levanté y no estaba temblando, no estaba nervioso. Estaba tranquilo”, dijo Tim.