Las personas mayores y otros beneficiarios del Seguro Social en los EE. UU. están siendo duramente afectados por la inflación, que ha superado los aumentos en sus beneficios este año. Ahora, algunos legisladores tienen un plan para aumentar los pagos del Seguro Social en $2,400 por beneficiario anualmente, al mismo tiempo que refuerzan financieramente el programa. 

La Ley de Expansión del Seguro Social fue presentada el 9 de junio por el representante Peter DeFazio, demócrata de Oregón, y el senador Bernie Sanders, independiente de Vermont. El plan se produce después de que la Administración del Seguro Social dijera a principios de este mes  que  los estadounidenses dejarán de recibir sus beneficios completos del Seguro Social en aproximadamente 13 años sin acciones para apuntalar el programa.

Los beneficiarios del Seguro Social reciben un ajuste por costo de vida, o COLA, cada año, que se basa en la inflación y se supone que mantiene sus beneficios en línea con el aumento de los precios. Pero este año, los beneficiarios están viendo disminuir su poder adquisitivo a medida que la inflación supera su último aumento COLA de 5.9%. La inflación en mayo aumentó un 8,6% respecto al año anterior,  un máximo de cuatro décadas  que hizo subir el costo de los alimentos, la vivienda, la energía y otros productos básicos.  

El nuevo proyecto de ley buscaría disminuir la presión sobre las personas que cobran el Seguro Social aumentando el cheque mensual de cada beneficiario en $200, un aumento anual de $2,400. 

“Muchas, muchas personas mayores dependen del Seguro Social para la mayoría, si no todos, de sus ingresos”, dijo Martha Shedden, presidenta de la Asociación Nacional de Analistas Registrados del Seguro Social. “200 dólares al mes pueden marcar una diferencia significativa para muchas personas”. 

El cheque mensual promedio del Seguro Social es de aproximadamente $1,658, por lo que un aumento de $200 representaría un aumento del 12%. El proyecto de ley también haría varios cambios adicionales al programa, incluido el refuerzo de la financiación del programa mediante la aplicación del impuesto sobre la nómina del Seguro Social a todos los ingresos superiores a $250,000. Actualmente, las ganancias superiores a $147,000 no están sujetas al impuesto del Seguro Social. 

“Con la mitad de los estadounidenses mayores sin ahorros para la jubilación y millones viviendo en la pobreza, ya es hora de abordar el futuro del Seguro Social”, dijo en un comunicado el representante Steve Cohen, D.-Tennessee, copatrocinador del proyecto de ley. . En un tuit, calificó de “indefendible” el tope de $147,000 en los impuestos del Seguro Social.  

Aunque es probable que el proyecto de ley enfrente obstáculos en el Congreso, es probable que los legisladores tomen medidas para apuntalar el Seguro Social dado el eventual déficit, lo que resultaría en un recorte de los beneficios mensuales de alrededor del 20% a partir de 2035.

Esto es lo que debe saber sobre la Ley de Expansión del Seguro Social. 

Un aumento de beneficios: $200, más cambios de COLA

Cualquiera que sea un beneficiario actual del Seguro Social o que cumpla 62 años en 2023, la edad más temprana a la que una persona puede reclamar el Seguro Social, recibiría $200 adicionales por cheque mensual. 

El CPI-E refleja con mayor precisión los patrones de gasto de los adultos mayores, según expertos en Seguridad Social. Por ejemplo, pone más peso en los gastos de atención médica, que pueden ser considerables para las personas mayores. 

El proyecto de ley también aumentaría los beneficios para las personas con ingresos más bajos en los EE. UU., quienes reciben beneficios bajo un programa llamado Beneficio Mínimo Especial. Según la legislación, se indexaría de modo que equivalga a aproximadamente el 125% de la línea de pobreza federal, o alrededor de $1,400 por mes. En 2020, el Beneficio Mínimo Especial pagó alrededor de $900 por mes, según la Administración del Seguro Social. 

Más ayudas para hijos de trabajadores fallecidos

Es posible que algunas personas no sepan que el Seguro Social brinda beneficios a los hijos de trabajadores discapacitados o fallecidos si son estudiantes de tiempo completo . 

La legislación elevaría la edad de elegibilidad para que los estudiantes cobren beneficios a 22 años, siempre que el individuo sea un estudiante de tiempo completo en la universidad o en una escuela vocacional. Actualmente, el programa finaliza para los hijos de trabajadores discapacitados o fallecidos cuando cumplen 19 años o antes de esa edad si ya no son estudiantes de tiempo completo. 

Los legisladores dicen que extender este beneficio ayudaría a garantizar que los hijos de padres fallecidos o discapacitados puedan continuar su educación más allá de la escuela secundaria.

¿Arreglarían esos cambios el déficit de financiación del programa?

La expansión del impuesto sobre la nómina impulsaría el fondo fiduciario de la Administración del Seguro Social, asegurando su solvencia hasta 2096, según DeFazio. 

Ya sea que este proyecto de ley avance o no, aumentar los impuestos sobre la nómina de alguna manera se considera una forma de garantizar que los jubilados actuales y futuros no pierdan beneficios después de 2035. 

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER