La Unión Internacional de Pentatlón Moderno (UIPM) se ha reunido en secreto esta semana para llevar a cabo una votación histórica: la de eliminar la hípica de sus cinco pruebas y sustituirla por el ciclismo.

El cambio en esta disciplina histórica, en el programa de los Juegos Olímpicos desde Estocolmo 1912 e impulsada por el propio barón Pierre de Coubertin, viene propiciado por las graves polémicas en torno al trato a los caballos durante los pasados Juegos Olímpicos de Tokio.

Se da una circunstancia particular en esta disciplina y es que los participantes no tienen su caballo propio sino que se asigna de forma aleatorio unos 20 minutos antes de que comience la prueba de hípica, por lo que no hay ningún tipo de entrenamiento entre animal y deportista.

Por este motivo, durante la pasada edición de los Juegos, se vivió un momento de tensión cuando la en ese momento líder de la prueba femenina, la alemana Annika Schleu, no logró calmar a su equino que se mostró reacio a realizar los ejercicios propios de la disciplina.

La polémica fue a más cuando las cámaras captaron a su entrenadora, la también alemana Kim Raisner, golpeando al caballo, de nombre ‘Saint Boy’. Raisner fue expulsada de los Juegos pero las asociaciones animalistas no se detuvieron con esa decisión y pidieron al COI que eliminara por completo las pruebas con animales del evento deportivo más importante del mundo.

Parece improbable llegar a ese escenario, pero, al menos, la hípica está cerca de desaparecer del pentatlón a partir de la edición de Los Ángeles 2028, como ha revelado ‘Inside the Games’ y se espera que la UIPM anuncie de manera oficial esta semana.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER