Un terremoto de 5,9 grados de magnitud sacudió la ciudad de Melbourne, al sureste de Australia, sin que se hayan registrado víctimas.

El seísmo  y su hipocentro fue localizado a 10 kilómetros de profundidad, y a 38 kilómetros de la localidad turística de montaña de Monte Buller, en el estado de Victoria, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo.

El movimiento telúrico se dejó sentir en los estados de Victoria, Nueva Gales del Sur, Tasmania y Australia del Sur.

Se trata del mayor terremoto en tierra que Australia registra en 24 años, desde 1997, según los datos de GeoNet, el servicio geológico de la vecina Nueva Zelanda.

Las imágenes mostradas por la televisión y las redes sociales muestran algunos daños en edificios de la ciudad de Melbourne, actualmente confinada por un brote de covid-19, así como en el interior de Victoria.

Ross, un hombre de 60 años que reside en la península de Bellarine, en Victoria, dijo que era el mayor terremoto que había experimentado.

“Todo se tambaleó y rodó y el agua de la piscina se agitó hacia delante y hacia atrás… No podía creerlo”, comentó este habitante de Australia, país en donde los terremotos no son frecuentes.

Localización del terremoto de magnitud 5,9 registrado en Australia, cerca de Melbourne.

Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, quien se encuentra en Estados Unidos, dijo que los informes indican que no se han registrado “heridas serias”.

La agencia gubernamental geológica GeoScience Australia informó en su cuenta Twitter que no se ha emitido una alerta de tsunami a raíz de este seísmo, al que han seguido dos réplicas de 4 y 3,1 de magnitud.