La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) detuvo este jueves a un funcionario del ex presidente Donald Trump por el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, convirtiéndose así en el primer arrestado vinculado al anterior Gobierno, según informó el medio Politico.

Se trata de Federico Klein, un hombre de 42 años que durante el Gobierno de Trump trabajó en el Departamento de Estado como nombramiento político.

Concretamente, el detenido fue asignado primero a la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, en concreto en el departamento encargado de Brasil y el Cono Sur, y luego trasladado a la oficina que administra las peticiones de acceso a información federal, conocidas como FOIA.

Klein, que fue detenido en Virginia, había trabajado previamente para la campaña presidencial de Trump en 2016 como analista.

Antes de implicarse en política junto a Trump, Klein sirvió en el Cuerpo de Marines en Irak.

FOTO DE ARCHIVO: Los partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se cubren la cara para protegerse de los gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con agentes de policía frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington. 6 de enero de 2021 REUTERS/Leah Millis/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: Los partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se cubren la cara para protegerse de los gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con agentes de policía frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington. 6 de enero de 2021

Más de 300 personas han sido imputadas en tribunales federales por el asalto al Capitolio, pero Klein es el primero con claros vínculos con el Gobierno de Trump.

El FBI no detalló al medio Politico de qué delitos está acusado Klein.

De esta manera parte de la votación programada para el jueves será realizada este miércoles por la noche para evitar una posible jornada de violencia como la ocurrida el 6 de enero, cuando seguidores del entonces presidente Donald Trump asaltaron el Capitolio, dejando un saldo de 5 muertos.

El Senado, sin embargo, aún mantiene sus planes de sesionar el jueves.

Manifestantes pro-Trump asaltan los terrenos del Capitolio en Washington, DC, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021. EFE/EPA/WILL OLIVER/Archivo
Manifestantes pro-Trump asaltan los terrenos del Capitolio en Washington, DC, Estados Unidos, el 6 de enero de 2021.

Horas antes las agencias de inteligencia de Estados Unidos habían detectado un posible complot para tomar de nuevo por asalto el Capitolio en Washington, según informó el cuerpo policial a cargo de proteger la sede legislativa.

El 6 de enero una turba de seguidores de Trump asaltó en Congreso con la intención de detener el proceso de certificación que en ese momento estaba ocurriendo en las dos cámaras legislativas por el resultado de las elecciones ganadas por el ahora presidente, Joe Biden.

Durante el asalto murieron cinco personas, cuatro seguidores de Trump y un policía. Otros dos policías que participaron en el operativo durante el asalto se suicidaron en los días posteriores.