Jürgen Klopp vive horas de profundo dolor después de conocer la noticia de la muerte de su madre: Elizabeth Klopp falleció a los 81 años en Glatten –un municipio ubicado a 700 kilómetros de Berlín– y el exitoso entrenador no podrá viajar hasta su país natal para despedirla por culpa de las restricciones que predominan en el mundo por la pandemia de coronavirus.

La relación del director técnico con ella era muy estrecha. Pero por restricciones de movilidad en su país natal, Jürgen no podrá viajar desde Inglaterra a la ciudad lo que lo priva de estar presente en el funeral de ella. “Tan pronto como las circunstancias lo permitan, realizaremos una conmemoración maravillosa que sea apropiada”, compartió Klopp en el medio alemán Schwarzwaelder Bote, que destacó que el entrenador visitó por última vez a Elizabeth para su cumpleaños 80.

“Ella significaba todo para mí. Era una verdadera madre en el mejor sentido de la palabra. Como cristiano devoto, sé que ahora está en un lugar mejor. El hecho de que no pueda estar en el funeral se debe a los tiempos terribles”, relató en primera persona el DT del Liverpool. Además, la cuenta oficial del club acompañó el difícil momento del alemán y le dedicó una foto con la clásica frase del cuadro inglés “Nunca caminarás sólo, Jürgen”.

Desde que asumió en los Reds, Klopp se mudó a la ciudad de Liverpool y cada vez que el calendario lo permitía regresaba a Stuttgart a visitar a su familia. Pero con todo el caos que desató el coronavirus, muchos países reglamentaron cerrar las fronteras para evitar que los casos positivos de Covid-19 se sigan expandiendo por todo el continente. Además, el Reino Unido está transitando etapas desconcertantes por una de las nuevas cepas de la enfermedad y se toman medidas restrictivas en distintas partes de Europa para evitar la dispersión del virus.

Por eso, Jürgen deberá ser paciente para realizarle la despedida a su madre y por ahora deberá afrontar el duelo en Inglaterra. En el año 2000, el entrenador ya había pedido a su padre Norbert, quien supo ser arquero de fútbol en Alemania, por una enfermedad grave a los 66 años. En 1960 se casó con Elisabeth donde tuvieron tres hijos: StefanieIsolde y el ahora técnico del Liverpool.

Los Reds (actualmente 4°) enfrentarán al Leicester (3°) este sábado por la 24° jornada de la Premier League y el alemán estará firme en el banco para liderar a su equipo. El plantel seguramente hará un esfuerzo extra para darle una alegría a Jürgen durante el duro presente que le toca atravesar.