El COVID-19 fue la tercera causa de muerte en Estados Unidos en 2020, según datos provisionales publicados  por autoridades sanitarias estadounidenses, que reportó 345 mil fallecidos contagiados en la pandemia.

Así, el coronavirus fue solo superado por enfermedades cardíacas (690 mil muertes) y el cáncer (598 mil), informó el reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Además de los 345 mil fallecidos por COVID-19, otras 32 mil personas se contagiaron y fallecieron sin que el virus sea la causa principal.

Además, el total de muertes en el país llegó a 3,3 millones, la cifra más alta en la historia, y un aumento de 16% con respecto al 2019.

Entre los fallecidos por COVID-19, los más afectados fueron los latinos, en términos proporcionales a la población (164 por cada 100 mil), mientras que los menos afectados fueron los asiático americanos (67 por cada 100 mil). Además, afectó mucho más a los hombres (115 por cada 100 mil) que a las mujeres (72 fallecidas por cada 100 mil).

Traslado de víctimas del COVID-19 en Texas (Reuters)Traslado de víctimas del COVID-19 en Texas

En cuanto a las muertes en general, las tasas altas correspondieron a los afroamericanos y poblaciones indígenas.

Las siguientes causas de muerte más frecuentes en el listado fueron lesiones no intencionadas, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, la enfermedad de Alzheimer, la diabetes, la gripe y la neumonía y las enfermedades renales, en línea con los años anteriores.

Estados Unidos es desde hace meses el país con más víctimas fatales por el COVID-19, con 551 mil fallecidos hasta este miércoles, según el registro de la Universidad Johns Hopkins, seguido por Brasil (317 mil) y México (202 mil).

Actualmente, es el país que más vacunas ha aplicado, a casi 100 millones de personas, casi un tercio de su población. El objetivo del gobierno es que para el 19 abril el 90% de los adultos sea elegible para recibir dosis, lo que dejaría al país muy cerca de la inmunidad colectiva, siempre y cuando la ciudadanía tenga la voluntad de vacunarse.