Juan Francisco, el buzo de la Guardia Civil española, junto al bebé de dos meses que rescató del agua.

La crisis migratoria que desde el lunes asola a España, con miles de personas que intentan llegar a nado desde Marruecos a la ciudad de Ceuta, generó una impactante imagen en las últimas horas. Es la de un buzo de la Guardia Civil sosteniendo a un bebé de corta edad, al que salvó de morir ahogado y que afortunadamente está fuera de peligro.

La conmovedora y potente escena se ha convertido ya en una de las imágenes más representativas de la crisis diplomática.

Las imágenes de las labores de rescate que se están llevando a cabo en Ceuta fueron difundidas este martes por Instituto Armado a través de sus redes sociales. En algunos casos, como en el de la imagen del submarinista actuando en el espigón de El Tarajal, se trata de recién nacidos o bebés de muy corta edad.

Guardias civiles del GEAS y la ARS salvan la vida de decenas de menores que llegaban  a Ceuta por mar junto a sus familias. Foto: Twitter de la Guardia Civil

Guardias civiles del GEAS y la ARS salvan la vida de decenas de menores que llegaban a Ceuta por mar junto a sus familias. Foto: Twitter de la Guardia Civil

Se sabe que el bebé, que tiene apenas dos meses de vida, afortunadamente se encuentra en buen estado tras ser rescatado del agua.

El agente se llama Juan Francisco y es miembro del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de Ceuta. En la imagen se ve como sostiene al bebé, que va en pijama, ayudado de un salvavidas que le lanzaron sus compañeros.

“El bebé estaba helado, frío, no gesticulaba mucho…fue un día un poco de locos”, afirmó el buzo en declaraciones al programa de radio Herrera en Cope. Agregó a su vez que su labor era la de identificar a las personas más vulnerables, las que no iban a poder llegar a nado por sus propios medios.

“Usaban flotadores de juguetes y botellas vacías, se tiraban al agua como fuera”, agregó, a la vez que dijo que la madre del bebé se había arrojado al agua con el niño amarrado a su falda, y que inmediatamente fueron a su rescate. “Fue un poco traumático“, aseveró.

Un agente de la guardias civiles del GEAS con una de las menores que llegó a Ceuta por mar junto a sus familias. Foto: Twitter de Guardia Civil

Un agente de la guardias civiles del GEAS con una de las menores que llegó a Ceuta por mar junto a sus familias.

Consultado respecto a la situación de la madre del bebé, Juan Francisco afirmó que un compañero suyo fue en ayuda de la mujer, pero que no podía decir a ciencia cierta cómo había sido resuelta su situación, dado que el panorama era muy caótico en el momento.

“No eran sólo los niños quienes requerían ayuda, sino que también había personas mayores que la pasaban mal“, completó.

El salvamento de Juan Francisco fue captado y difundido, pero no fue el único. Un voluntario de la Cruz Roja salvó la vida a una bebé, de tan solo tres semanas, cuya madre lo sostenía en brazos y se encontraba atrapada en el tumulto de personas que estaban junto al vallado del espigón fronterizo.

El voluntario logró tomar al niño a través de un hueco de la valla mientras que la madre aguardaba una larga cola para entrar, según informaron a la agencia EFE fuentes de la organización humanitaria.