El banco más grande de China renunció a financiar una central eléctrica de carbón de 3.000 millones de dólares en Zimbabue, lo que supone un duro golpe para los promotores de este tipo de proyectos en África, que consideran al país asiático como la última posibilidad de subvencionarlos.

El Banco Industrial y Comercial de China comunicó a Go Clean ICBC, un organismo ad hoc que representa a 32 grupos ecologistas, que no financiará el proyecto de carbón Sengwa, de 2.800 megavatios, en el norte de Zimbabue.

Los bancos occidentales y sudafricanos se han visto sometidos a una enorme presión de sus accionistas para que no financien proyectos que puedan contribuir al cambio climático, lo que ha dejado a los prestamistas chinos como una de las últimas vías para conseguir financiación.

Un hombre pasa junto a una sucursal del Industrial & Commercial Bank of China Ltd. (ICBC) en Guangzhou, provincia de Guangdong, China. Fotógrafo: Brent Lewin / Bloomberg

“Esto es muy significativo, obviamente para Zimbabue, pero también para la financiación china de la energía en el extranjero”, dijo Lauri Myllyvirta, analista principal del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio. “Es la primera vez, que yo sepa, que un banco chino se aleja proactivamente de un proyecto de energía de carbón”, agregó.

El proyecto Sengwa era desarrollado por RioEnergy Ltd., una unidad de RioZim Ltd. El presidente de RioEnergy, Caleb Dengu, dijo el año pasado que el ICBC había firmado una notificación formal de interés en la financiación de la planta, que sería construida por China Gezhouba Group, mientras que las líneas de transmisión asociadas estarían a cargo de Power Construction Corp. of China Ltd.

La retirada del ICBC representa la segunda vez en que los planes de financiación del carbón del banco son desechados. El año pasado, China canceló un permiso para construir una central de carbón en Lamu (Kenia).

El presidente chino, Xi Jinping, en reunión en el Gran Salón del Pueblo, Pekín, China, 10 marzo 2021.
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/File Photo

El ICBC describió Sengwa como un “mal plan debido a los problemas medioambientales”, de acuerdo a Bloomberg.

El prestamista chino ha sido objeto de críticas por el impacto medioambiental de la financiación de proyectos de carbón y se encuentran en conversaciones con la coalición de 32 grupos ecologistas para “trazar una hoja de ruta clara para dejar de financiar el carbón”, señaló Go Clean ICBC.

La coalición tenía planeado lanzar una campaña mundial la semana pasada contra la actividad del carbón del banco, pero fue suspendida luego de que ICBC comunicara que dejaría de participar en ella.

REUTERS/David Gray/Foto de archivo

En las últimas dos décadas, el Banco de Desarrollo de China y el Banco de Exportación e Importación de China han financiado más de 50.000 millones de dólares en proyectos de carbón en Asia, Europa, África y Sudamérica, según un estudio del Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston. Un plan propuesto el año pasado dificultaría la financiación de proyectos perjudiciales para el medio ambiente, como centrales eléctricas de carbón y fundiciones de metales, por parte de la llamada Iniciativa del Cinturón y la Ruta.

Pese a que el presidente chino, Xi Jinping, puso en septiembre pasado al país encamino de eliminar las emisiones de carbono para 2060, tiene previsto dejar que el consumo de carbón aumente hasta 2026 y se espera que el combustible siga siendo una parte importante de la combinación energética de la nación durante una década más.