Las revueltas en Cuba acontecidas el domingo, respondidas con vehemencia y contundencia por el gobierno cubano, ha suscitado todo tipo de peticiones por parte de diversas personalidades con poder ejecutivo.

Una de ellas es el alcalde de Miami, Francis Suárez, quien sugirió que Estados Unidos debería plantearse la posibilidad de emplear “acción militar” el país vecino.

Cuando al alcalde fue preguntado por la posibilidad de efectuar ataques aéreos en Cuba, respondió: “Lo que estoy sugiriendo es que esa opción es una que debe explorarse y una que no puede simplemente descartarse“.

Suárez, un abogado nacido en Miami cuyo padre fue el primer alcalde cubano de Miami, no pidió directamente una acción militar, pero solicitó que debía tenerse en cuenta y señaló las intervenciones militares pasadas que incluyeron el asesinato de Osama Bin Laden con una operación aérea de Estados Unidos en Pakistán.

En una entrevista posterior realizada en televisión, Suárez señaló que recibiría una llamada telefónica del presidente Joe Biden después de comunicarse con la Casa Blanca, y pensaba pedirle que considerara una intervención militar en Cuba.