Llegan noticias esperanzadoras desde Colombia acerca del estado de salud de Egan Bernal tras el grave accidente sufrido al chocar contra la parte trasera de un autobús que cubría la línea entre Bogotá y Tunja, a la altura de la localidad de Gachancipá, en el centro del país cafetero.

Tras conocerse el incidente las noticias que llegaban del estado de salud del líder del Ineos eran preocupantes, al revelarse que sufría un trauma cervical y torácico, trauma cerrado de tórax, trauma musculo esquelético y trauma en miembros inferiores.

Egan Bernal, durante el Tour de Francia

Las buenas noticias llegaban este mismo 25 de enero en el tercer comunicado de la Clínica Universidad de La Sabana, en el que «se permite comunicar a la opinión pública que la intervención de neurocirugía realizada a Egan Bernal Gómez culminó con éxito». En el mismo comunicado se detalla que se realizó una «reducción de una luxo fractura desde el nivel T5 hasta T6 con hernia discal traumática. Bajo monitoreo constante intraoperatorio de potenciales evocados se logró una instrumentación desde T3 a T8 manteniendo indemne la integridad neurológica y conservando la funcionalidad de los segmentos involucrados».

 

A su vez, en el mismo comunicado «esperaremos su evolución progresiva en las próximas 72 horas en la Unidad de Cuidado Intensivo y que responsa al manejo que se instauró para este trauma de alta energía». En cuanto trascendió la gravedad de la caída el mundo del ciclismo se volcó transmitiendo ánimos a Egan Bernal, que tenía previsto iniciar la temporada en Francia, en el Tour de La Provenza, del 10 al 13 de febrero.