La Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que comprará 200 millones de dosis adicionales de las dos vacunas para COVID-19 que han recibido autorización para uso de emergencia en el país, las de las farmacéuticas Pfizer y Moderna.

“Eso son 100 millones más de dosis de Pfizer y otras 100 de Moderna -indicó el mandatario-, 200 millones de dosis adicionales de las que el Gobierno federal había garantizado previamente, todavía no en mano pero pedidas. Esperamos que estás 200 millones de dosis adicionales sean entregadas este verano”.

El presidente subrayó que con esta compra EE.UU. aumentará en un 50 %, de 400 millones a 600 millones, el número de dosis de las vacunas en su poder.

“Estas son vacunas suficientes para vacunar a los 300 millones de estadounidenses para finales del verano, comienzos del otoño”, indicó Biden, ya que tanto el suero de Pfizer como el de Moderna requieren de la administración de dos dosis.

De acuerdo al diario The Washington Post, se calcula que unos 260 millones de personas en Estados Unidos son consideradas “elegibles” para recibir la vacuna, aunque tanto Pfizer como Moderna ha comenzado pruebas en menores de hasta 12 años, con lo que, dependiendo de los resultados, esa cifra podría aumentar.

Biden, quien fue investido como presidente de EE.UU. el pasado 20 de enero, se puso como objetivo en sus primeros 100 días tener 100 millones de vacunaciones, pero este lunes aumentó esa cifra a 150 millones.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la pandemia con más de 25 millones de contagios y más de 424.000 muertos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins. EFE