Un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señaló que los homicidios con armas de fuego en Estados Unidos alcanzaron el nivel más alto en más de 25 años durante la pandemia de Covid-19.

El aumento de homicidios con armas de fuego tuvo un aumento de 35% durante el primer año de la pandemia, superando cifras que datan desde 1994, precisó un informe de CDC Morbidity and Mortality Weeckly.

La tasa de homicidios por armas de fuego tuvo una aumento a 6.1 por cada 100,000 personas en 2020, en comparación con los 4.6 por cada 100,000 que se registraron en 2019.

Más de 19,000 personas murieron por armas de fuego en 2020 en comparación con más de 14,000 el año anterior, según un informe de los CDC. No fueron contados los casos de suicidio.

Asimismo, se registró un aumento por homicidios causados por violencia armada entre personas de todas las edades en la mayoría de grupo raciales, para hombres y mujeres, en ciudades y zonas rurales, así como en todas las regiones del país.

Sin embargo, los afroamericanos fueron quienes más sufrieron con la tasa de homicidios con violencia armada con un aumento de casi el 40%, a 26.6 por cada 100,000 personas, siendo 12 veces más altas que la tasa entre estadounidenses blancos.

Los homicidios con armas tuvieron un aumento del 27%, a 8.1 por cada 100,000 personas entre los nativos americanos, y casi un 26% entre los hispanos, a un 4.5 por cada 100,000. Entre los blancos fue de 2.2 por cada 100,000.

No obstante, hubo una disminución de homicidios con armas de fuego con un 4.2% entre estadounidenses de origen asiático, que llegó a 1 por cada 100,000 personas.

Más de 24,000 suicidios con armas de fuego durante 2020

En todo Estados Unidos, el 79% de los homicidios y el 53% de suicidios involucraron armas de fuego en 2020, según informaron los CDC. Durante ese año, se reportaron más de 24,000 suicidios con armas de fuego.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER