Los rojiblancos tuvieron que remontar un gol de Óscar Plano (18). Lo consiguieron con tantos de Ángel Correa (57) y de Luis Suárez (57), haciendo inútil el esfuerzo del Real Madrid que ganó 2-1 al Villarreal en el descuento.

Los merengues, dos puntos por detrás en la clasificación liguera, necesitaban obligatoriamente una victoria y esperar que el Atlético tropezara en Valladolid para poder ganar el campeonato, lo que finalmente no se dio.

El Atlético vuelve con este título a romper la hegemonía de Real Madrid y Barcelona en el campeonato español, como ya hiciera en 2014 cuando Diego Simeone se hizo con su primera Liga como técnico rojiblanco.

El ‘Cholo’ culmina de la mejor manera una temporada en la que ha sabido metamorfosear a su equipo en un conjunto más ofensivo en torno a Luis Suárez, el ‘regalo’ del Barça, sin perder solidez atrás.

Suárez volvió a ser fundamental este sábado en un partido, en el que el equipo del ‘Cholo’ se mostró nervioso y precipitado en la primera parte ante un Valladolid que desciende a segunda división.

Los ‘pucelanos’ sorprendieron a los rojiblancos con una rápida contra culminada por Óscar Plano con un tiro ajustado al palo, ante el que no pudo hacer nada Jan Oblak (18).

Un disparo de Luis Suárez sacado por el meta Jordi Masip (32) fue lo más cerca que estuvo el Atlético de empatar en la primera parte, antes de cambiar de cara en el segundo tiempo.

Los rojiblancos se mostraron más agresivos tras el descanso, presionando más cerca del área contraria hasta que Correa recortó en la frontal del área para soltar un disparo imparable para Masip (57).

El empate no le servía al Valladolid, que se lanzó en busca del gol, dejando más campo al Atlético, que lograría el gol del trinfo cuando un mal pase del rival lo recogió Suárez para irse sólo hacia la portería pucelana y batir a Masip en el mano a mano (57).