La desaparición de Liliana Moreno y su hija Daniela, quienes residían en la Ciudad de Doral, sigue siendo un total misterio. Han pasado cinco años desde que fueron vistas por última vez en el Condado Miami-Dade y ahora el FBI ofrece una recompensa de $25,000 a quien suministre información que conduzca a su paradero.

El FBI dijo que las autoridades no han descartado que la desaparición de Moreno, de 41 años de edad, y su hija, de 8 años, pudiera ser a causa de una acción delictiva.

Las dos fueron vistas por última vez en o cerca de la tienda Home Depot en 13895 West Okeechobee Road , Hialeah, el 30 de mayo de 2016.

Desde entonces no se sabe nada de ellas, informó.

“Tras su desaparición, un registro en la casa de Liliana en Doral, Florida, reveló indicios de que planeaba regresar, como la presencia de varias pertenencias personales y preparaciones de comidas sin terminar”, detalló el FBI en un comunicado divulgado el martes.

Cuando agentes policiales acudieron al apartamento de Moreno, en el 10825 NW 50 St., en Doral, encontraron la puerta cerrada con llave y su auto en el estacionamiento del complejo residencial.

No se reportó ningún indicio de robo: todas sus pertenencias estaban en el apartamento, incluyendo su billetera.

Durante todo este tiempo policías de Miami-Dade y de Doral han seguido varias pistas usando helicópteros, equipo de buzos y caninos K-9. También voluntarios han buscado a la madre, de origen colombiano, y su hija en zonas pantanosas del suroeste del condado.

Padre muere esperando respuestas

Una persona de interés en el caso fue el padre de Daniela, Gustavo Castaño, quien en esa ocasión intentó suicidarse el 3 de junio de 2016 acuchillándose la garganta mientras se encontraba en el interior de una camioneta en el estacionamiento de una ferretería, en Hialeah Gardens.

En ese momento agentes de la Policía de Miami-Dade sostuvieron una confrontación con Castaño y poco después este fue trasladado de emergencia al Hospital Kendall Regional. De acuerdo con su abogado, Castaño perdió un ojo por una descarga de una pistola eléctrica.

Castaño, ex novio de Moreno, ha negado estar involucrado en la desaparición y según documentos judiciales del caso dijo a las autoridades que estuvo en la casa de la mujer el lunes 30 de mayo aproximadamente a las 11:00 a.m.

Luego los tres se fueron en su vehículo al Home Depot y dijo que durante el trayecto, Moreno y él tuvieron una fuerte discusión por lo que ella pidió bajarse del vehículo. Castaño dejó a las dos a un lado de la carretera.

Después Castaño se fue al lugar de su trabajo donde estuvo un corto tiempo. Cuando regresó al sitio donde las había dejado, ya no las encontró, de acuerdo con los documentos.

“Mi papá murió esperando una respuesta y espero que podamos encontrar la respuesta que le debo “, dijo Eduardo Moreno, hermano de Liliana durante una conferencia de prensa el martes.

El FBI informó que está apoyando a los Departamentos de Policía de Miami Dade y de Doral en el caso.

“Cualquier persona que tenga información sobre el paradero de Liliana y Daniela, por insignificante que sea, debe comunicarse con el FBI al 1-800-CALL-FBI o enviar una pista en tips.fbi.gov“, indicó.