Donald Trump regresó  a la escena política ante un público ultraconservador, con la determinación de retomar el control de un Partido Republicano debilitado, que se pregunta si el ex mandatario estadounidense podrá ganar las presidenciales de 2024.

“¿Ya me extrañan?”, dijo jocoso el ex presidente de los EEUU haciendo estallar a su audiencia en el gran evento anual de los conservadores estadounidenses, que comenzó el viernes en Orlando (Florida). “Quién sabe, puede que decida ganarles por tercera vez”, agregó deslizando la posibilidad de ser candidato en 2024, e insitiendo con que fue víctima de fraude en noviembre pasado

Si bien el 45º presidente estadounidense fue bien recibido -muchos participantes del encuentro llevaban gorras, banderas y objetos con su nombre e incluso huba una estatua del multimillonario en medio de la sala de conferencias-, su figura suscita divisiones en el seno de su partido. Sus cuatro años de mandato terminaron con la pérdida de la Casa Blanca y del Congreso, así como un juicio político contra él.

Sin embargo, el ex presidente aprovechó para disipar rumores: “Voy a seguir luchando con ustedes… Siguen diciendo ‘él va a comenzar un nuevo partido’, tenemos el Partido Republicano, que va a unirse y ser más fuerte que nunca… no estoy comenzando un nuevo partido, eso fue una fake news”.

“No importa cuánto el establecimiento de Washington y los poderosos intereses especiales quieran silenciarnos, que no quede ninguna duda. Saldremos victoriosos y Estados Unidos será más fuerte y más grande que nunca”, prometió.

La estatua del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida, Estados Unidos, el 26 de febrero de 2021. REUTERS/Octavio Jones/File PhotoLa estatua del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida, Estados Unidos, el 26 de febrero de 2021. 

Negándose a admitir que perdió las elecciones presidenciales del 3 de noviembre ante Joe Biden, Trump ofreció una crítica fulminante de las primeras semanas de su sucesor demócrata en el cargo y sugirió que podría postularse nuevamente.

“Joe Biden ha tenido el primer mes más desastroso de cualquier presidente en la historia moderna… En tan solo un mes, hemos pasado de ser los primeros a ser los últimos”, aseguró. Y agregó irónico: “Lo llaman antiempleo, antifamilias, antifronteras, antienergía, antimujeres y anticiencia”.“En un mes escaso hemos pasado de America First (EEUU primero) a America Last (EEUU último)”, afirmó.

Además, advirtió: “Mientras nos reunimos aquí, estamos en medio de una lucha histórica por el futuro de Estados Unidos, la cultura de Estados Unidos, las instituciones de Estados Unidos, las fronteras y los principios más preciados”. “Nuestra seguridad, nuestra prosperidad y nuestra propia identidad como estadounidenses están en juego como quizás en ningún otro momento”, inisitió.

Los resultados de una encuesta informal a los participantes de la conferencia CPAC le dieron a Trump una fuerte muestra de apoyo con un 55 por ciento diciendo que votarían por él en la carrera por la nominación presidencial republicana de 2024. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, quedó en segundo lugar con el 21 por ciento.

Sin Trump, DeSantis lideró el sondeo con un 43 por ciento, mientras que otros posibles candidatos republicanos tenían un solo dígito en las preferencias.

Una pregunta separada en la encuesta consultó si Trump debería postularse nuevamente en 2024 y dio lugar a un resultado mixto: el 68 por ciento dijo que debería postularse y el 32 por ciento dijo que se oponía o no tenía opinión.

“Es difícil lograr que siete de cada 10 estén de acuerdo en algo”, dijo el encuestador Jim McLaughlin a CPAC al explicar los resultados.

El fervor de Trump en el evento conservador, CPAC por su sigla, de cuatro días ha sido tan fuerte que el hijo de Trump, Donald Trump Jr., lo llamó el “T-PAC” y los participantes desplegaron una estatua dorada del expresidente.