Varios días después de que el buque insignia ruso ‘Moksva’ fuese atacado y hundido por las fuerzas ucranianas, se han difundido imágenes y vídeos del momento en el que, después del bombardeo, el barco comienza a hundirse en el Mar Negro.

La breve grabación, de apenas tres segundos, finaliza de manera abrupta cuando un hombre grita: “¿Qué diablos estás haciendo?”.

A pesar de que el país admitiera el hundimiento, al principio negó que la causa fuese un ataque ucraniano, diciendo que el buque se había hundido mientras era remolcado a puerto seguro en medio de una tormenta, después de un incendio “por la detonación de municiones“.

La joya rusa

El crucero ‘Moskva’ es un buque de mando que ha participado en casi todas las guerras en las que se ha visto involucrada Rusia en este siglo. Tiene un desplazamiento de 12.500 toneladas, mide 186 metros de eslora -largo- y 20 de manga -anchura-. Alcanza una velocidad de 32 nudos –60 kilómetros por hora– y tiene una autonomía de 7.500 millas.

En 2008, cumplió un importante papel durante la guerra de Georgia y años después fue desplegado en el Mar Mediterráneo para proporcionar “defensa antiaérea” a la base rusa de Jmeimim en la guerra de Siria.

Desde la anexión de Crimea, este buque ha dominado el Mar Negro y ha sido clave en la ofensiva rusa para tomar Mariúpol. En las primeras jornadas de la guerra en Ucrania, el Moskva ya protagonizó un episodio que se hizo viral.

En una conversación por radio entre el mando del barco y unos guardias ucranianos dispuestos en la conocida como isla de las Serpientes, estos últimos rechazaron rendirse ante el ultimátum dado por el buque. En ese momento, el Moskva bombardeó la isla y acabó capturando a los guardias ucranianos.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER