La escasez de chips y semiconductores están provocando un gran ola de robos en algunos puntos del planeta. El último caso se ha producido en Hong Kong, donde el servicio de aduanas de la ciudad detuvo a un hombre que iba cargado con más de 2.000 unidades centrales de procesamiento (CPUs), más de 1.000 memorias RAM, casi 630 móviles y 70 artículos de cosméticos. La agrupación de estos productos estaba valorado en cerca de cuatro millones de dólares.

Desafortunadamente no es el primer robo que se produce ni el último, ya que el pasado mes de junio detuvieron a un conductor en el trayecto de Hong Kong- Macao porque llevaba 256 CPUs de Intel de gama alta pegadas al cuerpo.

El precio del robo estaba valorado en casi 800.000 yuanes (100.000 euros, aproximadamente), además, los dispositivos estaban atados a las costillas superiores, espalda y las pantorrillas del hombre que empezó a actuar de forma anormal y con síntomas de nerviosismo cuando fue detenido.

Las CPUs eran dispositivos que pertenecían a la décima generación de Intel, teniendo en cuenta que estaban fabricados en catorce nanómetros debido a que se trataba de los procesadores ‘Intel Core i7-10700’ e ‘Intel Core i9-10900K’.

Las consecuencias por realizar este delito

A pesar de que el robo de piezas y componentes para el ordenador está empezando a ser tendencia, dicho delito está penalizado con multas de hasta un millón y medio de euros más siete años de prisión.

¿Por qué se realizan estos robos?

El valor económico de estas piezas están desproporcionados desde hace tiempo, a pesar de que el precio de las tarjetas gráficas en China ha notado un descenso debido a la prohibición de la minería en criptomonedas.

Por otro lado, los delitos de los semiconductores se estima que dure hasta 2022 debido a la escasez de procesadores. Mismamente, el 26 de junio se produjo otra detención policial porque un conductor llevaba ocultas 52 CPUs de Intel en los asientos de su vehículo, según informó PC Gamer

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER