Un hombre fue detenido en el condado de Mohave, en Arizona (EE UU), después de que se encontraran 183 animales muertos dentro de su congelador. Algunos de ellos fueron congelados mientras estaban vivos, según informaron las autoridades.

Los animales fueron hallados después de que una vecina denunciara a las autoridades que Michael Patrick Turland, de 43 años, no le había devuelto las serpientes que le había prestado para criarlas.

El congelador estaba en una casa alquilada situada en la localidad de Golden Valley. Entre los animales había perros, tortugas, lagartijas, pájaros, serpientes, ratones, ratas y conejos. “Varios de los animales parecían haber sido congelados vivos debido a la posición de su cuerpo”, se recoge en el informe policial.

“Cuando fue entrevistado, Turland finalmente admitió haber metido algunos de los animales en el congelador cuando aún estaban vivos”, añaden.

Los registros judiciales no incluyen un abogado que pueda intervenir en nombre de Turland, quien se enfrenta, ahora, a 94 cargos por crueldad animal.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER