Primero fue alfa, luego delta, después ómicron -el virus con más facilidad de propagación de la historia- y ahora, investigadores de la Universidad de Aix-Marsella han estudiado la aparición de una nueva variante del SARS-CoV-2 con 46 mutaciones y 37 deleciones denominada IHU.

Un nuevo estudio publicado en medRxiv que estudia los análisis de 12 pacientes positivo por covid-19 en Marsella (Francia) detectó mutaciones que mostraron una combinación «atípica». Según los investigadores, el paciente cero había regresado hacía poco de un viaje a Camerún.

La investigación reveló 46 mutaciones y 37 deleciones, según informa Redacción Médica. «Estos datos son otro ejemplo de la imprevisibilidad de la aparición de variantes del SARS-CoV-2 y de su introducción en un área geográfica determinada desde el extranjero», explican los autores del estudio.

Todavía no ha sido considerada variante de interés por las autoridades sanitarias y van a seguir estudiando de cerca su evolución.