Lo que era un secreto a voces ahora tiene datos concretos para confirmarlo: los neoyorquinos están mudándose para la Florida.

Según datos entregados por el departamento de seguridad de caminos del estado de Florida, desde septiembre de 2020 hasta marzo de 2021, 33.565 conductores de Nueva York cambiaron su licencia de conducir para la Florida.

En Estados Unidos, al no existir un documento nacional de identidad federal obligatorio, la licencia de conducir suele considerarse el principal documento de identidad. Al cambiar de domicilio, buena parte de los estadounidenses cambian sus licencias al nuevo estado -pese a que legalmente no están obligados a hacerlo-, para tener una nueva dirección registrada.

En el mismo período de seis meses el año anterior, 25.370 neoyorquinos cambiaron su residencia a Florida de acuerdo a los cambios en las licencias de conducir. Es decir, en un año, el aumento fue de un 32 por ciento.

Los tres condados que han recibido la mayor parte de nuevos residentes provenientes del noreste del país han sido los del sudeste de Florida: West Palm Beach, con 14.045 personas, Broward con 8.422, y Miami-Dade con 8.033.

Desde el 2019, 104.960 neoyorquinos hicieron de Florida su nuevo hogar, al menos en términos de sus licencias de conducir -lo que implica que son muchísimos más, ya que la mayoría se ha mudado con sus familias-.

El fenómenos no se da solo con los residentes de Nueva York. Los vecinos de Nueva Jersey también han elegido las tierras más cálidas del sur. De acuerdo a la misma fuente, 53.901 residentes de Jersey han cambiado sus licencias a Florida desde el 2019 hasta hoy. Les sigue el estado de Georgia, desde donde se mudaron 48.143 conductores, muy similar a Illinois con 46.042 nuevas licencias de Florida y California, con 43.801 personas mudándose.

El caso de Nueva York es emblemático no solo porque tiene la mayor cantidad de mudanzas confirmadas a través de las licencias, sino porque además quienes vienen de la ciudad de Nueva York suelen no tener una licencia de conducir -ya que en la ciudad funciona más el transporte público que los automóviles privados-, presuponiendo que son incluso muchos más que los que se han confirmado a través de esta fuente.

El fenómeno de Florida no es nuevo. Tradicionalmente muchas personas de la tercera edad se mudaban en busca de un mejor clima e impuestos más bajos. Lo que llama la atención es que ahora son personas jóvenes profesionalmente activas. La pandemia, y en particular el trabajo remoto, le permitió a muchas personas elegir dónde vivir por sobre dónde tenían que residir basado en su trabajo.

La oficina de investigación económica y demográfica del estado de Florida publicó un reporte el pasado mes de marzo acerca de la llamada explosión en el número de población del estado desde que se declarara la pandemia por el COVID-19 en el que explican que la expectativa es que las personas continúen eligiendo Florida una vez superada la pandemia debido a que hay “un aparente cambio en las preferencias de estilos de vida, más alejados de enormes centros urbanos”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER