El nivel de plusvalía que tienen los propietarios de vivienda está en un máximo histórico. Según el Censo de los Estados Unidos, más del 38 % de las casas ocupadas por los propietarios están libres y sin deuda, lo que significa que no tienen una hipoteca. Los que tienen una hipoteca también están viendo cómo su plusvalía se dispara. Cada vez que el valor de los bienes raíces aumenta, los propietarios obtienen una ganancia de dólar por dólar en la plusvalía.
Según el informe ‘2021 U.S. Home Equity Report’ del primer trimestre de ATTOM Data Solutions:
“17.8 millones de las propiedades residenciales en los Estados Unidos se consideran ricas en plusvalía, lo que significa que el estimado de la cantidad combinada de los préstamos garantizados por esas propiedades era del 50 por ciento o menos de su valor estimado en el mercado.
El recuento de las propiedades ricas en plusvalía en el primer trimestre de 2021 represento el 31.9 por ciento, o aproximadamente una de cada tres, de las 55.8 millones de viviendas hipotecadas en los Estados Unidos. Eso fue superior al 30.2 % en el cuarto trimestre de 2020, el 28.3 % en el tercer trimestre, y el 26.5 % en el primer trimestre de 2020”.
Este aumento de plusvalía ha dado a la mayoría de los propietarios la oportunidad de utilizar ese capital de una de dos maneras:
Refinanciar para cobrar parte de la plusvalía o reducir el pago actual.
Mudarse a una casa que mejor se adapte a sus necesidades actuales.
Vamos a desglosar las posibilidades.
1. Refinanciar
La abundancia de plusvalía y las tasas hipotecarias históricamente bajas pueden hacer que refinanciar una casa sea muy fácil. Algunos propietarios optan por refinanciar para que puedan reducir su pago. Otros convierten una parte de la plusvalía en efectivo mientras mantienen su pago mensual igual.
Hay muchos propietarios que podrían aprovechar las tasas más bajas y los niveles más altos de plusvalía, pero aún no lo han hecho. Según una nota de investigación de la economía y la vivienda a principios de este mes, había más de cinco millones de propietarios con un préstamo financiado por Freddie Mac que se beneficiarían refinanciando su préstamo. En enero de 2021, había:
452,122 préstamos con una tasa hipotecaria promedio de 6.17 %
1,027,834 préstamos con una tasa hipotecaria promedio de 4.39 %
3,687,780 préstamos con una tasa hipotecaria promedio de 4.21 %
Con las tasas hipotecarias rondando actualmente el 3 %, cualquiera de estos propietarios se beneficiaría de la refinanciación. Podrían reducir sus pagos en cientos de dólares al mes, o cobrar grandes sumas de plusvalía mientras mantienen su pago mensual igual.
Ejemplo:
Si un propietario tiene una hipoteca de $200,000 con una tasa de interés fija del 6 % y refinancia ese préstamo a una tasa de interés del 3 %, su pago mensual de la hipoteca (principal e interés) pasará de $1,199 por mes a $843 por mes, un ahorro de $356 al mes, o $4,272 cada año.
Por otro lado, si mantienen el pago de su hipoteca igual, podrían cobrar una cantidad significativa de su plusvalía.
2. Mudarse a la casa de sus sueños
El año pasado llevó a muchos hogares a redefinir lo que realmente significa una casa de ensueño, y es algo diferente para todos. Aquellos que tienen una tasa hipotecaria alta podrían usar su plusvalía como pago inicial y tal vez comprar su próxima casa sin aumentar significativamente el pago de su hipoteca.

 

SILVANA REBELO - Broker Associate

Más de 16 años de experiencia. Real Estate Solutions Today 466 SW Port St Lucie Blvd, Suite 109 Port Saint Lucie, FL 34953 Direct: (772) 626-8244 www.silvanarebelo.com

   

Ejemplo:
Supongamos que una persona compró una casa por $216,000 en el auge del mercado en 2006. (El precio medio de la vivienda en mayo 2006). Si dieron un pago inicial del 10 % y tomaron una hipoteca de $194,400 al 6.41 % (la tasa promedio de 2006), el pago mensual de la hipoteca (principal e intereses) habría sido de $1,217.
Según la Asociación Nacional de Realtors (NAR por sus siglas en inglés), una casa unifamiliar típica ha aumentado en valor aproximadamente $151,000 durante los últimos quince años. Esto significa que la casa de $216,00 valdría alrededor de $367,000 hoy.
Después de deducir los gastos de venta, se quedarían con alrededor de $130,000 ($151,000 menos aproximadamente $20,000 en gastos de venta).
Un vendedor podría tomar ese capital y usarlo como pago inicial en una casa nueva. Supongamos que compraron una casa por $450,000 (aproximadamente $80,000 más que el valor de su casa actual). Si pone los $130,000 de pago inicial, con una tasa de interés del 3 %. El pago mensual de la hipoteca (principal e intereses) sería de $1,340. Por lo tanto, podrían comprar una casa valorada en $80,000 más que la que tienen hoy y solo gastar $132 adicionales al mes.
En conclusión,

Ya sea que este refinanciando su casa o mudándose a una casa nueva, su tasa hipotecaria actual y su nivel de plusvalía son cruciales en su proceso al tomar decisiones. Revise la documentación de su hipoteca para averiguar su tasa de interés y luego póngase en contacto con un profesional local en bienes raíces para determinar el potencial de la plusvalía en su casa. Puede que le sorprendan las oportunidades que tiene.