El Sacramento Bee fue el medio que informó que el doctor Scott Green intervino el pasado jueves para su juicio en la Corte Superior de Sacramento, celebrada virtualmente a causa de la pandemia de coronavirus, mientras estaba operando en un quirófano. Al médico se lo ve vestido con una bata quirúrgica junto a un paciente que se sometía a una operación fuera de cámara. Los pitidos de la maquinaria médica se podían escuchar de fondo.

“¿Hola, Señor Green? Hola. ¿Está disponible para la prueba?”, fue la pregunta que le hizo la secretaria de la sala del tribunal cuando un oficial convocado para comparecer en el juicio alzó las cejas. “¿Parece que está en un quirófano en este momento?”, le preguntaron. “Lo estoy, señor”, respondió Green. “Sí, estoy en un quirófano en este momento. Sí, estoy disponible para la prueba. Continúe”.

El secretario le recordó a Green que la comparecencia se estaba transmitiendo en directo porque la ley exige que los juicios por infracciones de tráfico sean abiertos al público, a lo que el doctor dijo que lo entendía. Parecía seguir trabajando con la cabeza gacha mientras esperaba que el juez de la corte Gary Link entrara a la cámara.

La Junta Médica de California investigará a Green por este acto.