La variante ómicron de covid-19 se extendió por todo el mundo a un rápido ritmo desde que se descubrió por primera vez en el sur de África el mes pasado, pero todavía hay muchas cosas que desconocemos al respecto.

Se necesitan más datos para determinar sus características precisas y cómo responde a nuestras vacunas contra el coronavirus existentes, pero lo que parece claro es que es más transmisible que cualquier cepa anterior que hayamos encontrado en el curso de la pandemia hasta ahora, incluidas variantes alpha y delta.

Ómicron ha sido detectado en al menos 89 países hasta la fecha, y países como Holanda, Alemania y Corea del Sur han vuelto a imponer medidas de confinamiento para frenar su propagación.

El Reino Unido ha registrado 14 muertes por la nueva variante hasta ahora y más de 60,000 casos confirmados al momento de publicación de este artículo, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, mientras que los casos covid en general se han más que duplicado y llegaron a un máximo pandémico de 93.045 el viernes pasado

Una cosa que ha quedado clara en las últimas semanas es en qué se diferencia la variante ómicron de la variante original de covid.

Si bien la Organización Mundial de la Salud estimó que los síntomas tardan entre dos días a dos semanas en materializarse en los casos de personas infectadas con la primera cepa de coronavirus, se cree que la variante ómicron se incuba mucho más rápido, entre tres a cinco días.

“Un análisis reciente por parte de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido sugiere que la ventana entre la infección y la capacidad de infectar puede ser más corta para la variante ómicron que para la variante delta”, dijo el secretario de salud del Reino Unido, Sajid Javid, a los diputados el 6 de diciembre.

Eso explicaría por qué se ha propagado con tanta rapidez y éxito, ya que la brevedad de su período de incubación les da a los pacientes una ventana más corta entre sospechar que han contraído el virus y experimentar un brote, por lo que es menos probable que se registre un resultado positivo en la prueba a tiempo para advertir a los demás, entrar en confinamiento y evitar que el contagio se transmita.

Un período de incubación más corto “hace que un virus sea mucho, mucho, mucho más difícil de controlar”, advirtió a The Atlantic esta semana Jennifer Nuzzo, epidemióloga del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Otro aspecto de ómicron que hace que sea potencialmente más difícil de detectar que otras variantes es que sus síntomas difieren un poco de los tres indicadores principales que hemos aprendido a estar atentos: tos, fiebre y cualquier pérdida del sentido del gusto u olfato.

Las primeras señales de advertencia de la nueva variante, por el contrario, incluyen irritación de garganta, dolor de espalda, secreción nasal o congestión nasal, dolor de cabeza, dolores musculares y fatiga, estornudos y sudoración nocturna.

La evidencia actual de los casos de ómicron analizados en Gran Bretaña es que los pacientes se recuperarán en un promedio de cinco días a una semana, aunque algunos de los síntomas como tos y fatiga pueden persistir por más tiempo.

También se ha reportado dificultad para respirar en casos más graves, que se ha visto que dura hasta 13 días después.

Por lo general, se cree que las personas que padecen covid son infecciosas para otras personas un aproximado de dos días antes de que comiencen a presentarse los primeros síntomas y durante unos 10 días después.

Si crees que tienes síntomas de ómicron o de la variante delta todavía dominante, el consejo actual del NHS (Servicio Nacional de Salud) es hacerse una prueba de PCR lo antes posible y aislarse en casa para proteger a los demás.

Nuestra mejor esperanza contra ómicron en la actualidad de forma colectiva es aceptar la oferta una vacuna de refuerzo, que se lanzará para todos los adultos en el Reino Unido a fines de diciembre, ya que los estudios han demostrado que es probable que tres inyecciones ofrezcan un mayor grado de inmunidad frente a la nueva variante que solo dos.

Pero, como dijo Javid a Andrew Marr de la BBC el domingo, “no hay garantías en esta pandemia”, por lo que también se recomienda al público adherirse a las restricciones vigentes en estos momentos, incluido el uso de cubrebocas en espacios públicos, y no asistir los compromisos sociales innecesarios durante los días previos a Navidad y extremar las precauciones.

 

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER