Estados Unidos se está recuperando más rápidamente del impacto económico causado por la pandemia de coronavirus que los países de la Unión Europea (UE).

La gran cantidad de estímulo fiscal en los Estados Unidos ha sido un factor crítico para asegurar que la economía más grande del mundo resurja rápidamente. Pero hay otras razones que permiten a Estados Unidos volver a los niveles de salida anteriores a la crisis mucho más rápido que sus contrapartes de la UE.

Silvia Dall’Angelo, economista senior de Federated Hermes, dijo a CNBC en marzo que hay un “problema institucional” en la Unión Europea como uno de los principales obstáculos para su recuperación. Como tal, dijo, “hay indicios de que Estados Unidos se recuperará mucho más rápido que la UE”.

Según el Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos está bien posicionado no solo para volver a, sino para superar su tasa de crecimiento prepandémica este año

Aunque las naciones europeas sorprendieron a los mercados financieros en julio de 2020, al unirse y aprobar un plan de estímulo fiscal para toda la UE que incluía tomar prestados 750 mil millones de euros (USD 892 mil millones) de los mercados públicos, este dinero aún no está disponible para los 27 estados miembros.

Se necesitan una serie de aprobaciones legislativas antes de que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, pueda acceder a los mercados. Se espera que esto pueda suceder este verano boreal, pero el tribunal constitucional de Alemania trajo más incertidumbre al proceso la semana pasada al detener la aprobación del programa, que en última instancia podría retrasar aún más los desembolsos.

Por el contrario, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, logró que se aprobara un estímulo fiscal de USD 1,9 billón tras menos de dos meses en el cargo.

Expectativas de crecimiento

Según el Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos está bien situado no solo para volver a, sino también para superar su tasa de crecimiento prepandémica este año. Pero es una historia diferente en la zona euro, compuesta por los 19 países que comparten la moneda única.

Una de las mayores diferencias entre Estados Unidos y el bloque es que el revés económico del año pasado fue mucho mayor en la zona del euro. Mientras que la economía estadounidense se contrajo un 3,5%, la economía de la zona euro se contrajo casi el doble.

Los últimos datos de vacunación muestran que alrededor del 50% de la población de EEUU recibió al menos una dosis de la vacuna Covid-19, frente a solo 20% de la población de la UE

Dado lo profundo que fue el impacto para ellos el año pasado, las naciones del euro naturalmente tendrán más dificultades para recuperarse en 2021. Se prevé que su producto interno bruto (PIB) se expandirá un 4,4% este año, mientras que se espera que el crecimiento de EEUU alcance el 6,4 por ciento.

Vacunas

Zsolt Darvas, miembro del grupo de expertos Bruegel, con sede en Bruselas, destacó a CNBC que el progreso de la vacunación contra COVID-19 fue “mucho más fuerte” en los EEUU en comparación con Europa y, por lo tanto, es probable que la economía de EEUU reabra completamente antes que en Europa. .

Los últimos datos de vacunación muestran que el número total de dosis administradas por cada 100 personas en sus respectivas poblaciones es mucho mayor en los EEUU que en la UE. Actualmente, la proporción de la población total de EEUU que ha recibido al menos una dosis de vacuna está por encima del 30 por ciento.

Tasa de ahorro

Muchas personas en países desarrollados han logrado ahorrar más desde que surgió la pandemia en comparación con años anteriores. Esto se debe en parte a las medidas de estímulo de los gobiernos, pero también a que el gasto de los consumidores ha sido severamente limitado, con el comercio minorista no esencial, las actividades de ocio y los viajes fuera de los límites durante meses.

Al final del tercer trimestre de 2020, la tasa de ahorro personal promedio en los EEUU se situó en el 15,7%. Esto fue más bajo que un pico del 25,8% en el punto álgido de la pandemia, pero aún mucho más alto que la tasa de ahorro promedio antes de 2020.

Mientras tanto, la tasa de ahorro de los hogares en la zona del euro también fue muy elevada: se situó en el 17,3% a finales de septiembre, según Eurostat. Este nivel de ahorro fue más bajo que el pico de 2020, pero también fue mucho más alto en comparación con los niveles previos a la pandemia.

Pero Dall’Angelo, de Federated Hermes, advirtió que la implementación más rápida de la vacuna en los EEUU permitirá a los consumidores gastar su efectivo adicional antes, con lo que sacarán una nueva ventaja sobre los europeos pese a la tasa de ahorro más alta de estos últimos.

Se espera que el desempleo mejore más rápido en los EEUU que en la zona euro, a pesar de que experimentaron niveles similares de desocupación el año pasado

“La reapertura segura de la economía es, por lo tanto, una condición previa para desbloquear la demanda reprimida y una posible reversión de los ahorros preventivos. En este sentido, Estados Unidos está en una posición mucho más fuerte que la zona euro “, dijo el analista a CNBC.

Aunque sigue siendo incierto cómo las personas elegirán gastar sus ahorros adicionales, si es que lo harán, “en general, las tasas de ahorro tienden a ser estructuralmente más altas en la zona euro que en los EEUU, lo que significa que el alcance de un auge del consumo es más limitado en la zona euro en comparación con Estados Unidos “, agregó Dall’Angelo.

Desempleo

Ha habido un gran enfoque tanto en los EEUU como en la UE para evitar franjas de despidos. Esto ha dado lugar a subsidios salariales, prestaciones por desempleo y otras medidas de apoyo.

Como resultado, el desempleo se ha contenido algo y, en ambas regiones, la tasa de desempleo se mantuvo por debajo de su nivel máximo durante la crisis financiera mundial de 2008.

Sin embargo, se espera que el número de desempleados mejore más rápidamente en los EEUU que en la zona euro, a pesar de que experimentaron niveles similares de desempleo el año pasado. Se prevé que el desempleo caiga al 5,8% este año en EEUU, Mientras que en la zona del euro aumentará ligeramente al 8,7% desde el 7,9% en 2020.

A los expertos les preocupa que en el momento en que los gobiernos europeos levanten sus recientes políticas favorables al mercado laboral, muchas empresas podrían volverse insolventes y es probable que más trabajadores se queden desempleados.