Cruz Azul vuelve a festejar 23 años, 5 meses y 23 días después. La novena, tan caprichosa como soñada, llegó al fin a las vitrinas de la Máquina. Un gol de Jonathan ‘Cabecita’ Rodríguez dejó atrás seis finales perdidas de manera consecutiva y le dio a los celestes el noveno título de Liga MX: empate 1-1 en el Estadio Azteca; triunfo cementero por 2-1 global.

La gloria volvió a vestirse de celeste y premió a una de las aficiones más fieles del fútbol mexicano, no sin antes regalarles unos últimos minutos de sufrimiento. El primer tiempo, al igual que en el partido de ida, dibujó a un conjunto visitante dominando en posesión, con los locales apostando a los contragolpes.

Cruz Azul estuvo cerca de abrir el marcador al minuto 26, en un tiro de esquina desde la derecha. Jonathan ‘Cabecita’ Rodríguez envió un centro que fue rematado por Juan Escobar. El balón picó en el césped antes de obligar al lance de Carlos Acevedo. Primera de auténtico peligro en los arcos.

En la recta final de la primera parte vendría un balde de agua fría para los locales. Diego Valdés tomó el balón en las afueras del área, aguantó la marca de dos hombres y metió un zurdazo que se coló en el ángulo de la portería defendida por José de Jesús Corona. Mérito para un cuadro lagunero que se fue al descanso con el 1-1 global.

Para la segunda parte Juan Reynoso ajustó sus piezas. Roberto Alvarado y Orbelín Pineda abandonaron el terreno de juego, dejando su lugar a Yoshimar Yotún y Santiago Giménez. Los dos cambios revolucionaron la dinámica del encuentro, dándole otra cara a los de la Noria.

Tan solo a dos minutos de su entrada Santi tuvo el tanto cementero. El dorsal número 29 recibió un balón filtrado, quedó frente a Acevedo y lo dejó en el camino; sin embargo se cerró el ángulo de disparo y optó por un centro que fue alejado por la zaga.

Minuto 51; minuto para nunca olvidar. De los pies de Yotún nació la jugada que selló la novena. El peruano aguantó el choque y metió un balón filtrado para el Cabecita Rodríguez, quien definió cruzado ante la salida de Acevedo. Gol con polémica incluida ya que Pol Fernández, quien se encontraba en fuera de juego, hizo por la pelota aunque sin lograr contacto con ella.

La hora de juego vino acompañada por otra aproximación celeste. Cabecita escapó en la contra, filtró para Romo y este metió un cambiohacia la izquierda para la llegada de Santi Giménez. El delantero de la Máquina metió un zurdazo que se fue por encima de la portería.

Los minutos finales trajeron auténtico dramatismo en dos pelotas paradas, ambas rematadas por jugadores laguneros antes de perderse por la línea de meta.

Cruz Azul es campeón por novena ocasión en su historia, después de los títulos conseguidos en 1968-69, México 1970, 1971-72, 1972-73, 1973-74, 1978-79, 1979-80 e Invierno 1997.

Para Santos fue el sexto subcampeonato, tras lo ocurrido en la temporada 1993-94, Verano 2000, Bicentenario 2010, Apertura 2010, Apertura 2011.

Juan Reynoso se convirtió en el cuarto técnico campeón con el Cruz Azul, primer extranjero en conseguirlo. El peruano se une a Raúl Cárdenas (5), Ignacio Trelles (2) y Luis Fernando Tena (1).