Unos científicos de la escuela de odontología de la Universidad de Washington han creado un caramelo que regenera el esmalte dental. Además, blanquea y fortalece los dientes sin dañar el tejido blando de la boca.

Según los investigadores del estudio, este caramelo con sabor a menta está formado por un péptido que deriva de la amelogenina, una proteína clave para la formación del esmalte dental. En su investigación, han modificado genéticamente este péptido con iones de fósforo y calcio, componentes que recubren los dientes.

El invento contiene un péptido genéticamente modificado.

Hasta la fecha, este invento se ha probado en dientes extraídos de humanos, cerdos y ratas. Con estos ensayos, han descubierto que, con una única dosis al día, se mantiene el esmalte de los dientes; si prueban con una segunda dosis, se revierte el daño con la reintroducción de unos micrómetros de esmalte.

La idea de este caramelo surgió con Deniz Yucesoy, un estudiante de posgrado en el Centro de Ingeniería y Ciencia de Materiales de Ingeniería Genética en la universidad. Él recibió una subvención de 100.000 de Amazon Catalyst que le ayudó a ponerse en marcha.

La enfermedad infecciosa de la caries afecta al 80% de la población mundial –apunta el Doctor Jorge Ferrús, implantólogo, periodoncista y cofundador de Ferrus & Bratos -. Durante el último año han aumentado en un 33% los casos de caries extensas que no se han tratado a tiempo debido al descontrol de alimentación durante el confinamiento y por los retrasos a los chequeos dentales anuales pertinentes, posiblemente por miedo a acudir a la consulta central”.

Con este caramelo se prevé que sea más sencillo acabar con la enfermedad de caries que, según Ferrús, es un problema de salud mundial que seguirá aumentando a lo largo de los años.

Se espera que, en la primavera del año que viene, el equipo comience a desarrollar estos caramelos para usarlo en consultorios dentales. Mientras tanto, siguen trabajando en su investigación.