Dos congresistas en Estados Unidos presentaron un proyecto de ley que pretende facilitar cambios en la tutela legal de la cantante Britney Spears. El proyecto, promovido por un representante del Partido Republicano y el otro del Demócrata, busca favorecer también a otras personas que tenga conflictos con sus representantes.

La iniciativa, que pone de ejemplo el caso de la cantante, lleva por nombre “ley de libertad y derecho a emanciparse de la explotación” (freedom and right to emancipate from exploitation act), que responde a FREE Act por sus siglas en inglés, un guiño al movimiento #FreeBritney.

“Con la FREE Act, liberaríamos a Britney junto a la innumerable cantidad de ancianos y personas con discapacidades abusadas y explotadas por un sistema roto”, aseguró en un comunicado el congresista demócrata Charlie Crist (Florida), impulsor del proyecto junto a la republicana Nancy Mace (Carolina del Sur).

La ley permitiría que las personas tuteladas puedan pedir la retirada de un tutor y reemplazarlo por otro familiar, empleado público o profesional privado.

El proyecto es promovido por un congresista del Partido Republicano y el otro del Demócrata

En la actualidad, los afectados por la tutela legal tienen que demostrar que se ha perpetrado abuso o fraude para lograr cambios sustanciales, algo difícil ya que el propio diseño del mecanismo legal reduce sus competencias y han de estar en todo momento representados por un abogado designado por los juzgados.

“Queremos asegurarnos de que añadimos transparencia y responsabilidad al proceso de tutela. La tutela de Britney Spears es una pesadilla. Si esto le puede pasar a ella, le puede pasar a cualquiera”, añadió Mace.

El proyecto legislativo no es el único gesto que la política estadounidense ha tenido ante el caso de Britney.

Un grupo de legisladores republicanos de EEUU invitó a hace unas semanas a la cantante a testificar ante el Congreso para explicar la batalla legal que libra contra su padre, Jamie Spears, por la tutela que desde hace 13 años controla todos los aspectos de su vida.

Un grupo de legisladores republicanos de EEUU invitó a hace unas semanas a la cantante a testificar ante el Congreso (FOTO: REUTERS)

El caso de Spears ha provocado la simpatía de los republicanos porque, a su parecer, la tutela impuesta sobre la artista infringe algunos de los principios básicos más importantes de su ideología, como el individualismo, la libertad y la independencia del Estado.

Pero también algunos demócratas han expresado su solidaridad con la intérprete de “Toxic”.

LA AMENAZA DE BRITNEY

Esta semana, en una furiosa publicación en su cuenta de Instagram, la cantante Britney Spears de 39 años anunció el fin de semana que no se subirá a los escenarios mientras su padre siga controlando todos los aspectos de su vida, como ha hecho durante los últimos 13 años.

La artista, que tiene más de 31 millones de seguidores en Instagram, ha usado esa red social en las últimas semanas para romper el silencio que había dominado su vida durante los últimos años y compartir algunos de sus sentimientos. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/Archivo