Separar los derechos orgánicos e inorgánicos, ayuda a reducir el impacto ambiental y aprovechar aquellos que tienen otros usos. Sin embargo, tiene un contra: no puedes mantener los desechos orgánicos mucho tiempo.

Es que, ¿quién no ha abierto el bote de basura solo para ver a pequeños gusanos blancos invadiéndola? Y peor es cuando los encontramos entre la fruta madura o cualquier otro alimento, pero ¿qué son estos seres poco agraciados?

Los gusanos blancos que invaden nuestras cocinas, no son más que larvas de moscas, como explica el Consejo del Distrito de Warwick en Reino Unido.

Ya que las moscas se sienten atraídas por la comida y desechos, ponen sus huevos y estos pueden eclosionar en cuestión de horas, por lo que es sencillo entender por qué encontramos tantos.

¿Cómo eliminar los gusanos blancos de la cocina?
Estos pequeños de no más de 2 centímetros de largo, pueden llegar a convertirse en un problema que invade nuestros hogares sin importar la época del año. Para acabar con ellos y el riesgo de que lleguen a tu boca, hay sencillos trucos que puedes aplicar.
Lo primero es prevenir su aparición. Para lograrlo, mantén lejos a las moscas de la basura, cerrando correctamente los contenedores y bolsas; evita acumular demasiados desechos orgánicos, tíralos al menos una vez a la semana, si es posible 2, y deja el contenedor al sol.

Finalmente, usa un repelente para moscas para mantenerlas lejos, aquí te enseñamos a preparar uno. Pero si ya invadieron tu bote de basura, sigue estos pasos:

1. Saca la basura del bote y tírala, intenta evitar el contacto con los gusanos.
2. Ya vacío el bote, échale agua muy caliente para eliminar los restos de los gusanos.
3. En un recipiente mezcla agua con vinagre blanco y jabón para trastes. Limpia con este líquido tu bote de basura con ayuda de una esponja, pasa un trapo húmedo y seca.
4. En una gasa o bolitas de algodón, coloca algunas gotas de aceite de menta, laurel o eucalipto y colócalo debajo de la bolsa de basura, su olor ayudará a ahuyentar a las moscas.
5. Otra opción es hacer un repelente diluyendo unas gotas de estos aceites con agua y rociando alrededor de la basura y otras zonas donde suelan encontrarse.

También puedes probar hacer una mezcla efectiva de agua con shampoo para perro con permetrina, para eliminar los gusanos blancos de los botes de basura y otras superficies.

Únicamente mezcla 4 partes de agua hirviendo por 1 parte de shampoo, revuelve bien y vierte sobre los gusanos o los restos de estos. Lo que sobre viértelo en un atomizador y rocía todas las zonas aledañas a donde se encontraban los gusanos, en especial los rincones ocultos de la cocina o aquellos donde puede haber restos de comida.
¿Cómo eliminar los gusanos blancos de la comida o fruta?
La fruta madura u otros tipos de comida que permanecen al aire libre, también pueden ser víctimas de las moscas y, en consecuencia, de sus larvas o gusanos blancos. Lo primero en estos casos, es desechar la comida con larvas.

Para encontrar a aquellas escondidas, expertos en limpieza recomiendan colocar un recipiente accesible para los gusanos con cerveza, esto ayudará a atraerlas y ellas mismas se ahogarán.

Posteriormente, rocía toda la zona, incluyendo el frutero donde estaban las frutas con larvas, con una solución de 1.5 l de agua + 1 taza de vinagre de manzana o 750 ml de agua con ½ taza de canela en polvo.

Esto ayudará a eliminar cualquier larva que quede y mantenerlas lejos de tu hogar. También puedes usar el repelente de aceite de menta, eucalipto o laurel por diferentes rincones de tu casa.

Finalmente, en aquellas zonas que no puedan mojarse, como alfombras, tapetes u otras áreas, puedes espolvorear tierra de diatomeas o suficiente sal, esto ayudará a deshidratarlos. Posteriormente, bárrelos o aspíralos.

¿Cuáles son los riesgos para la salud de los gusanos blancos?
Pese a ser desagradables, especialistas del Consejo del Distrito de Warwick, señalan que no hay evidencia que apunte a daños a la salud por parte de estos gusanos. El problema podría aparecer si llegas a comerlos.

La mayoría hemos encontrado una fruta no en tan buen estado, ya que comenzamos a comerla. Si es el caso y llegaras a comer una larva de mosca, en general, podrías no tener ningún problema… aunque en algunos casos puede llevar a complicaciones de salud como envenenamiento bacteriano.

De acuerdo al sitio especializado Medical News Today, esto podría ocurrir porque las moscas pueden transportar bacterias dañinas que han recogido de desechos humanos o animales, las cuales pueden transmitir a los alimentos y pueden ser ingeridas por las larvas.

Si te comes el alimento contaminado o las larvas, podrías exponerte a estas bacterias. Entre estas se encuentran la salmonella y E. Coli, que causan problemas estomacales que no se deben ignorar.

En algunos casos, también puedes sufrir miasis intestinal, es decir, ingerir larvas y que estas sobrevivan dentro del tracto intestinal. Incluso, es posible no presentar síntomas, pero notar larvas en tus heces.

Si te das cuenta que comiste gusanos blancos, vigila los síntomas. De cualquier forma, ante síntomas como dolor abdominal que no cede o aumenta, diarrea que dura más de 3 días, fiebre alta, sangre en las heces, deshidratación, vómito o diarrea severos, consulta a tu médico.

Definitivamente, los gusanos blancos son muy desagradables, mantenlos lejos de tu cocina, bote de basura y cualquier zona de tu hogar, con estos sencillos consejos.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER