Se preveía una goleada y al final el cuento fue bien distinto. Poco se le puede reprochar al equipo, que demostró personalidad y carácter contra la favorita. Cierto es que nunca se puede permitir el dejar solo al mejor cabeceador rival en la última jugada. Pero tampoco se puede aceptar la decisión de Pitana, bastante polémica. El colegiado argentino fue el protagonista de un día en el que todo apuntaba a Luis Díaz. Y hablaban del gol de Yepes…

El Guajiro está que se sale. Nadie de Brasil pudo pararlo. Ni en en el gol di durante el juego. Fue un demonio para la defensa canarinha. Sus dribles los volvieron locos. Y su tanto de tijereta ya no sorprende en un jugador que tiene magia en su botas. Puro talento el de guajiro.

Otro día más y pocas noticias del Zapata que hemos conocido en la temporada y en las últimas. El Toro sigue pareciendo un ternero dulce. No intimida, No perfora, y sobre todo, no hace goles. Para Rueda es un fijo , pero con partidos como el de ayer va a tener que plantearse seriamente encontrarle un recambio. Porque gol hay y bastantes en el banco.

El que sí parece el mismo de su club es Santos Borré. El mismo delantero peleón al que ningún defensor quiere enfrentarse. Un dolor de muelas constante. Rueda lo sacó muy pronto en la segunda mitad para darle más control al partido y asegurar la ventaja. Pero hasta entonces, Borré había demostrado, como contra Ecuador, que su sitio está en el césped y no en el banco.

Gran parte de culpa tiene Barrios en que la estrella brasileña no haya aparecido en el partido. El ‘5’ secó a Neymar en su zona de influencia. El del PSG recibía siempre incómodo y con una sombra siguiéndolo. Barrios tenía la misión clara de cortar los circuitos de Brasil y con Neymar fuera de juego, todo salió rodado. Partido para reivindicarse de Barrios, que se ha ganado a pulso ser un fijo siempre en la Selección.

Sin duda ha trabajado para ser el protagonista del día. Algunos hablaban del gol de Yepes y los recuerdos de la última gran injusticia sobre Colombia. Pero poco o nada que ver con la jugada que acabó en el primero hoy de Brasil. La pelota toca en el árbitro argentino y a partir de ahí todo queda a consideración de su interpretación. Que no fue favorable para Colombia precisamente. En el reglamento marca claramente que en cualquier jugada de este tipo se debe detener el juego. Ahora, también hay que recordarles a los nuestros que hasta que el árbitro no pite y la pelota rueda, no se puede parar. Todos se quedaron esperando la decisión de Pitana y al final lo que llegó fue el gol de Firmino.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER