La Corte Constitucional de Colombia votó a favor de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 24 de gestación, un “paso histórico para América Latina”, que han empujado organizaciones feministas dedicadas a la lucha por la protección de la vida y la salud de las mujeres.

Tras meses dilatando la decisión por trabas administrativas e impedimentos de jueces impuestos por organizaciones contrarias al aborto, la Corte aprobó, en sesión extraordinaria y con 5 votos a favor y 4 en contra, esta decisión, que no elimina el delito del aborto del Código Penal, pero da un plazo de seis meses a las gestantes que quieran poner fin a su embarazo.

“Ya está despenalizado el aborto hasta 24 semanas y es un gran logro para las mujeres; es histórico para Colombia y para América Latina, es un paso y es un avance muy importante para seguir garantizando la vida, la salud, la libertad y el derecho a decidir de las mujeres”, aseguró a Efe la abogada de Women’s Link y portavoz del movimiento Causa Justa, Mariana Ardila, una de las letradas que presentó hace más de 500 días la demanda ante la Corte.

Más de un centenar de mujeres, en la característica marea verde por las pañoletas a favor del aborto, recibieron la noticia en Bogotá, entre saltos, lágrimas, abrazos y gritos de “es legal”, tras meses esperando una decisión del alto tribunal.

“Como movimiento Causa Justa estamos muy felices porque ganamos las mujeres, la Corte Constitucional se dio la oportunidad de hacer historia, garantizando los derechos de las mujeres”, dijo a Efe Sandra Mazo, otra de las portavoces de este movimiento, que agrupa a más de un centenar de organizaciones feministas y de derechos humanos.

“Ganamos las mujeres”

A partir de esta decisión, “las mujeres no van a ser perseguidas ni criminalizadas al menos hasta ciertas semanas y eso para nosotras es importante; ganamos las mujeres”, explicó Mazo.

Desde 2006 en Colombia viene aumentando significativamente la persecución y las condenas por aborto, con un promedio de 400 casos por año y un total de 346 mujeres condenadas hasta 2019, según un informe reciente de este movimiento, con datos de la Fiscalía.

El aborto es un delito más perseguido judicialmente y condenado que la violencia intrafamiliar o las violaciones sexuales o incluso que el aborto no consentido, según este mismo informe.

A partir del mismo instante que se publique el comunicado del fallo de la Corte Constitucional, las mujeres dejarán de ser perseguidas por un delito que, excepto en tres supuestos (violación o incesto; peligro de la vida o salud de la madre, y malformación del feto), estaba penado hasta con cuatro años y medio de cárcel.

“Esto sin duda es un avance gigante para las miles de mujeres y niñas que estaban en riesgo y que hoy podrán acudir al sistema de salud”, añadió Ardila, quien prometió que seguirán “empujando para que se elimine el delito del aborto del Código Penal pero hoy se ha hecho un avance muy importante”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER