El candidato izquierdista Pedro Castillo se ha impuesto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú con el 50,12% de los votos a la derechista Keiko Fujimori, que obtuvo el 49,87%, con el 100% de las actas contabilizadas.

No obstante, a pesar de que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) concluyó con el cómputo de la votación, este martes por la noche no se podía aún proclamar al ganador, debido a que el partido fujimorista Fuerza Popular ha pedido la anulación de 200.000 votos aproximadamente por presuntas irregularidades atribuidas a un fraude en mesa.

Con la totalidad de actas de votación contabilizadas, Castillo obtuvo 8.835.579 de votos, 44.058 más que Fujimori, que recibió el respaldo de 8.791.521 electores.

Los comicios celebrados el pasado 6 de junio convocaron a más de 25 millones de peruanos, de los cuales 18,8 millones (74,5%) emitieron su voto en el país y en el extranjero.

Además de los 17,6 millones de votos válidos, hubo más de un millón de nulos,que corresponden al 5,8% del total de emitidos, y 121.477 en blanco, que representan el 0,64%, de acuerdo con el informe de la ONPE.

De un total de 86.488 actas procesadas por la ONPE, 221 fueron anuladas por resolución y seis corresponden a mesas de votación que no se llegaron a instalar.

Decisión de la autoridad electoral

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE), máximo órgano electoral, se encontraba este martes por la noche deliberando, a través de sus oficinas descentralizadas, con respecto a las actas cuestionadas, que en su mayoría han sido desestimadas por haber sido presentadas fuera de plazo o sin sustento de fondo.

Los representantes y asesores legales de Fuerza Popular evalúan asimismo apelar algunas de las resoluciones emitidas por los jurados electorales, en tanto otros representantes aliados del fujimorismo, como el congresista electo Jorge Montoya, han deslizado la posibilidad de pedir la nulidad de los comicios.

La Constitución peruana no habilita la anulación de elecciones bajo ningún concepto, salvo “cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superen los dos tercios del número de votos válidos”, según señala en su artículo 184.

Ante este panorama, Castillo declaró que “nosotros defendemos siempre el marco democrático. Estamos a la espera de que las autoridades electorales confirmen” el resultado.

“Lo que se ha venido haciendo por nuestra parte ha sido no solamente una defensa [del voto] en todos los escenarios, sino también decir al país que por nuestra parte no hay ningún tipo de agresión, ni administrativa, mi moral, o política y menos electoral”, indicó el maestro en declaraciones a la prensa extranjera en Lima.