Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han registrado un número “significativo” de nuevas infecciones en medio de un brote de salmonela en varios estados que proviene de una fuente de alimento desconocida.

Al menos 279 infecciones se han relacionado con la cepa observada en el brote, 26 de las cuales han requerido hospitalización, según el último recuento de casos de los CDC hecho público el viernes . La semana pasada, los CDC solo habían confirmado 127 infecciones relacionadas con la fuente de alimentos no identificada, incluidas 18 hospitalizaciones.

No se ha relacionado ninguna muerte con el brote.

Salmonela Oranienburg, la cepa observada en este brote, comenzó a enfermar a las personas el 3 de agosto y creció “rápidamente” en las semanas siguientes, según los CDC. La agencia estima que la cantidad real de personas enfermas es “probablemente mucho mayor” que 279, ya que muchas personas infectadas a menudo se recuperan sin buscar tratamiento o hacerse la prueba.

También, puede tomar hasta cuatro semanas determinar si una persona enferma es realmente parte del brote, dice la agencia.

Los investigadores aún tienen que determinar una fuente de alimento relacionada con el brote, aunque desde entonces se ha identificado la cepa en un recipiente para llevar comida que se le proporcionó a un cliente de un restaurante, según los datos de laboratorio de los CDC.

“Los funcionarios estatales y locales han recolectado alimentos de algunos de los restaurantes donde comieron las personas enfermas”, escribió el CDC en la actualización del viernes. “La cepa del brote de Salmonella Oranienburg se encontró en una muestra tomada de un contenedor para llevar comida que contenía cilantro y limón. La persona enferma informó que el recipiente también contenía cebollas, pero no quedó ninguna cuando se realizó la prueba.”

Sin embargo, los CDC dicen que “no es posible” determinar exactamente qué ingrediente o componente estaba contaminado, ya que el recipiente contenía otros alimentos.

Los síntomas de la salmonela incluyen diarrea, fiebre, calambres estomacales y posibles náuseas, vómitos o dolor de cabeza. Aquellos que experimenten síntomas más graves, que incluyen deshidratación, vómitos prolongados, diarrea prolongada o diarrea con fiebre de más de 102 grados Fahrenheit, entre otros síntomas, deben comunicarse con un médico de inmediato.

Puede encontrar más información sobre este brote y la infección por salmonela en el sitio web de los CDC.