Joe Biden redobla sus esfuerzos para ahogar el régimen de Putin. En esa carrera, Estados Unidos anunciará que bloqueará las importaciones de petróleo ruso, en una medida en la que Europa, por su dependencia energética de Rusia no va a acompañar a Washington. De momento, Bruselas se limita solamente a una estrategia para despegarse de ese yugo del Kremlin, pero se trata de un plan que a corto plazo no resulta operativo. En el caso estadounidense, solo recibe de Rusia un 3% del crudo que consume, aunque la Casa Blanca reconoce que afectará al precio de los combustibles.

En el frente estrictamente bélico, Rusia continua su ofensiva militar en el norte, sur y este de Ucrania, pero el ritmo del avance se ha ralentizado, según el Mando General de las Fuerzas Armadas ucranianas, que se refirió especialmente a la defensa de Chernígov (norte) en dirección de Seversky, de Kiev en las afueras, Sumy (noreste) y a los suburbios de Mykolaiv.

Además, en otras áreas, se desarrolla un “operativo de estabilización” y en las provincias de Járkov (este), Sumy, Chernígov y Kiev se han producido robos, violencia contra los residentes locales, incautaciones de viviendas y uso de hangares agrícolas para estacionar equipos militares, denuncian las autoridades ucranianas. En los territorios de las regiones de Jersóny Mykolaiv, ya ocupados por los rusos, se han reportado unidades de “lucha psicológica”, que realizan tareas de propaganda en la población local.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER