El presidente Joe Biden pedirá al Congreso que apruebe una legislación que cree una exención fiscal federal sobre la gasolina y el diésel durante tres meses en un esfuerzo por reducir los precios para los consumidores en las gasolineras, según altos funcionarios de la administración.

La pausa recortaría 18 centavos de cada galón de gasolina y 24 centavos de diésel en un momento en que comienza la temporada de conducción de verano. La legislación costaría aproximadamente $ 10 mil millones, dijo un alto funcionario de la administración a los periodistas en una llamada.

“Con nuestro déficit ya reducido en un histórico $1.6 billones este año, el presidente cree que podemos darnos el lujo de suspender el impuesto a la gasolina para ayudar a los consumidores mientras usamos otros ingresos para completar el Fondo Fiduciario por el costo de aproximadamente $10 mil millones”, dijo el funcionario.

Los funcionarios dijeron que Biden le pediría al Congreso que hiciera el ajuste temporal de una manera que no perjudique al Highway Trust Fund, que obtiene sus ingresos de los impuestos al combustible. Muchos legisladores, en su mayoría del lado republicano del pasillo, han citado el fondo fiduciario como una razón por la que no respaldarían una exención fiscal , aunque algunos demócratas del Congreso también han criticado una exención fiscal a la gasolina.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER