El presidente Joe Biden anunció nuevas sanciones contra Rusia en respuesta a la orden de su homólogo ruso, Vladimir Putin, de desplegar tropas en las regiones separatistas del este de Ucrania.

«Este es el comienzo de una invasión rusa en Ucrania», dijo el mandatario en una breve alocución. «Creemos que Rusia está preparada para ir mucho más allá y lanzar un ataque militar masivo contra Ucrania”, agregó.

Biden tomó medidas para aislar al gobierno de Rusia, sancionando a dos de sus bancos e impidiéndole negociar su deuda en los mercados estadounidenses y europeos.

El gobierno de EEUU también incluyó sanciones a los líderes civiles en la jerarquía de liderazgo de Rusia y a dos bancos rusos considerados especialmente cercanos al Kremlin y al ejército de Rusia, con más de $ 80 mil millones en activos.

Agregó que desplegarán más tropas estadounidenses en los estados bálticos en el flanco este de la OTAN que limita con Rusia, como Rumanïa, Alemania o Polonia. Un alto funcionario de defensa dijo a The Associated Press que serán 800 soldados de infantería y 40 aviones de ataque al Báltico, así como la reubicación de un contingente de cazas de ataque F-35 y helicópteros de ataque AH-64 Apache.

El presidente comentó que si Rusia sigue adelante con «esta invasión», Estados Unidos está preparado para agregar más sanciones.

«¿Quién en el nombre de Dios le dio a Putin el derecho de declarar nuevos países en territorio que pertenece a sus vecinos?», dijo.

Estados Unidos no fue el único país que reaccionó para condenar a Rusia por sus recientes medidas.

Alemania dio el primer gran paso, tomando medidas para detener el proceso de certificación del gasoducto Nord Stream 2 de Rusia, un acuerdo enorme y lucrativo buscado durante mucho tiempo por Moscú, pero criticado por Estados Unidos por aumentar la dependencia de Europa de los suministros de energía rusos.

El resto de la Unión Europea le siguió después, con un primer conjunto de sanciones dirigidas a los 351 legisladores de Duma que votaron a favor de reconocer las regiones separatistas en Ucrania, así como a otros 27 funcionarios e instituciones rusas del mundo de la defensa y la banca. También intentaron limitar el acceso de Moscú a los mercados financieros y de capital de la UE.

«Este paquete de sanciones… dañará a Rusia y lo hará mucho», dijo el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, después de presidir una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE en París.

Fuera de la Unión Europea, el primer ministro británico, Boris Johnson, nombró a cinco bancos rusos y tres personas ricas que el Reino Unido golpeó con sanciones el martes.