La policía Belga lleva cuatro días tratando de encontrar a un militar de extrema derecha que se mostró fuertemente armado y que desapareció desde el lunes en el Parque Nacional Hoge Kempen después de haber amenazado con acciones violentas al Gobierno, el propio Ejército y a los virólogos del país.

Este rambo belga, de nombre Jürgen Conings, tiene 46 años y anteriormente había estado en la lista del Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza en temas de terrorismo y extremismo. Este organismo determina el nivel de amenaza de una persona para la seguridad nacional, el nivel de Conings es de 4, el más alto, mientras que el nivel de amenaza general de Bélgica se mantiene en 2.

Jürgen Conings lleva cuatro días siendo perseguido por todas las fuerzas de seguridad de Bélgica tras amenazar al Gobierno y escapar fuertemente armado.
Jürgen Conings lleva cuatro días siendo perseguido por todas las fuerzas de seguridad de Bélgica tras amenazar al Gobierno y escapar fuertemente armado.

Para encontrarlo, el país ha lanzado una verdadera cacería digna de una película de acción, en la que participan militares y policías que hasta ahora no han dado con el paradero de Conings pese a que han revisado un perímetro de 20 kilómetros en el parque.

Lo máximo que han encontrado es una tienda de campaña que presumen habría usado y la cual está siendo examinada en busca de ADN y huellas dactilares.

Se ve a miembros de la policía belga en el Parque Nacional Hoge Kempen mientras buscaban capturar al belga Jurgen Conings, un soldado que desapareció después de amenazar a un virólogo que apoyaba las vacunas contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) y las restricciones del coronavirus, en Maasmechelen, Bélgica, el 20 de mayo de 2021 REUTERS / Johanna Geron
Se ve a miembros de la policía belga en el Parque Nacional Hoge Kempen mientras buscaban capturar al belga Jurgen Conings, un soldado que desapareció después de amenazar a un virólogo que apoyaba las vacunas contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) y las restricciones del coronavirus, en Maasmechelen, Bélgica, el 20 de mayo de 2021

Teníamos indicios concretos de que estaba en el parque”, afirmó  Eric Van Duyse, de la Fiscalía Federal a medios locales. “El hecho de que no se haya encontrado no significa necesariamente que no esté o haya estado en la zona. Ahora se están analizando todos los elementos de la investigación y estamos estudiando cuáles serán los siguientes pasos. Todas las vías están abiertas, no descartamos nada”, añadió.

El soldado está referenciado en la lista de potenciales amenazas nacionales con el nivel más alto de alerta.El soldado está referenciado en la lista de potenciales amenazas nacionales con el nivel más alto de alerta.

De acuerdo con la Fiscalía de Bélgica, el soldado está fuertemente armado, pues tendría en su poder uno o más lanzacohetes, un subfusil una pistola y está protegido con un chaleco antibalas.

Presumen que todas estas armas las sacó del cuartel al que pertenecía con la excusa de que iba a realizar un ejercicio de tiro. De acuerdo con las autoridades, habría sacado gran cantidad de armamento pesado, pero parte de este, como cuatro lanzacohetes antitanque y munición, fueron encontrados en el automóvil con el que llegó al parque nacional y que abandonó para huir.

Jürgen Conings tiene tendencias de extrema derecha y amenazó a los virólogos del país por querer determianar su vida con las restricciones por la pandemia.
Jürgen Conings tiene tendencias de extrema derecha y amenazó a los virólogos del país por querer determianar su vida con las restricciones por la pandemia.

Las amenazas de Conings contra el Gobierno, el Ejército y los virólogos del país con acciones violentas quedaron consignadas en tres cartas de despedida dejadas por el soldado. En una de ellas afirmó que no podía soportar más que los políticos y autoridades médicas determinaran más su vida.

En la nota dirigida a los militares escribió: “Me han entrenado para convertirme en quien soy, ahora voy a usar eso contra ustedes”.

El despliegue de fuerzas de seguridad para capturar al fugitivo ha sido del máximo nivel de alerta. REUTERS/Johanna GeronEl despliegue de fuerzas de seguridad para capturar al fugitivo ha sido del máximo nivel de alerta.

Las amenazas han tenido su efecto. Marc Van Ranst, el principal asesor de las autoridades de Bélgica para enfrentar la pandemia del COVID-19 ha tenido que ser trasladado por precaución junto con su familia. La ministra de Defensa, Ludivine Dedonder, por su parte, también recibió protección extra.

El tema se ha vuelto un problema internacional, pues se presume que el fugitivo podría intentar cruzar la frontera con Holanda, por lo que las autoridades de este país desplegaron sus unidades especiales a los pasos fronterizos que están en estado de alerta.

Hasta el momento no han dato todavía con el parader del soldado, que se internó en una reserva natural hace cuatro días.  REUTERS/Yves HermanHasta el momento no han dato todavía con el parader del soldado, que se internó en una reserva natural hace cuatro días.

Lo mismo hicieron tropas alemanas que están al tanto de la situación.